Construmat acogió el proyecto SHCity sobre conservación, gestión del patrimonio europeo y turismo inteligente

El Instituto Tecnológico AIDIMME presentó el proyecto Interreg “Smart Heritage City” que se implementa en Ávila.

El equipo de trabajo del proyecto europeo “Smart Heritage City” (SHCity) presentó, en el recién concluido Salón Internacional de la Construcción de Fira de Barcelona, “Barcelona Building Construmat”, esta iniciativa europea que aporta una solución tecnológica de código abierto para mejorar la gestión y la conservación del patrimonio de los conjuntos históricos urbanos europeos y potenciar al tiempo su turismo sobre la base de la Internet de las Cosas (IoT).

La ciudad de Ávila, declarada Patrimonio Mundial por parte de la UNESCO, ha sido elegida para la puesta en marcha y la validación del proyecto SHCity como un espacio idóneo para incorporar una herramienta orientada a la gestión de conjuntos históricos, además de apostar por el patrimonio como un recurso turístico y motor de desarrollo, y que cuenta ya con varios inmuebles monitorizados, como la muralla o la catedral.

La feria Construmat se ha configurado como una exposición de renombre internacional donde empresas, entidades y prescriptores -como arquitectos, interioristas y especialistas de la construcción-, aportan productos, servicios y conocimiento en una área de más de 14.000 metros cuadrados, donde se ubicaron 800 marcas.

“La innovación es la clave en el futuro del proceso constructivo”, aseguró durante el certamen la presidenta de la Feria, Ana Vallés. Por ello se habilitaron 2.000 metros cuadrados para exponer la innovación en el ámbito de la construcción. Según precisó Valles, “el Salón es un espacio ideal para que la industria descubra cómo ampliar horizontes”.

El investigador de AIDIMME Miguel Ángel Abián, miembro del Comité Técnico del proyecto SHCity y coordinador y director técnico del proyecto IVACE de Smart Cities NODOS-TURISMO, resalta el gran interés que hubo en Construmat por el proyecto, tanto por parte de profesionales de la rehabilitación y del mantenimiento de edificios y ciudades como por parte de empresas de software y sensores. Como él explica: “Cada vez existe más conciencia de que el mantenimiento de edificios y centros urbanos debe incluir el uso de nuevas tecnologías, y de que en el caso del patrimonio histórico el mantenimiento preventivo resulta imprescindible y ahorra grandes costes futuros”.

 

SHCity Innovación

En este sentido, el proyecto Interreg Sudoe IV “Smart Heritage City” (www.shcity.eu) explicó en el certamen que se han seleccionado 29 espacios en la ciudad de Ávila, donde ya ha comenzado a desplegarse una red de 226 sensores y dispositivos que controlarán en tiempo real cerca de 1.000 parámetros ambientales o estructurales, así como otros relacionados con la seguridad, el consumo energético o el flujo de visitantes, entre otros.

Los sensores recogerán desde datos ambientales a otros destinados a controlar la eficiencia energética, la seguridad, o a garantizar la conservación preventiva, tanto de los inmuebles como de los bienes que albergan, mediante la detección inicial, por ejemplo, de degradaciones de la madera, como las causadas por insectos xilófagos (termitas, carcoma fina, carcoma gruesa) y por hongos de pudrición.

La instalación de los dispositivos es realizada por un equipo multidisciplinar de profesionales del proyecto pertenecientes a la Fundación Santa María la Real del Patrimonio Histórico, el Instituto Tecnológico AIDIMME, Centro Tecnológico CARTIF, Faculdade de Ciências e Tecnologia da Universidade Nova de Lisboa,  NOBATEK, y el Centro Tecnológico TECNALIA.

Los datos recogidos por los sensores se sumarán con otros ya existentes para aportar información elaborada a los gestores, mejorando así el diagnóstico y la adopción de decisiones al generarse un conocimiento más preciso de los edificios y su entorno. La previsualización de los datos podrá realizarse, además, sobre un modelo 3D urbano. El proyecto incluye también el desarrollo de una aplicación destinada a turistas que aprovechará para concienciar sobre la preservación del patrimonio y una atención especial para personas invidentes.

De esta forma, la innovación está visible en una iniciativa que finalizará en 2018 y que cuenta con una inversión de 1.194.333 €uros, en el marco del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), programa europeo Interreg V Sudoe.

 

Para ,ás información contacte con AIDIMME.