Un alumno de Ingeniería de Edificación de la UPV investiga en AIDIMME la madera antigua y patrimonial

Jorge Camacho Valero ha desarrollado en AIDIMME su Trabajo Final de Grado, centrado en la evaluación no destructiva de madera antigua y patrimonial, que es necesaria tanto para lograr rehabilitaciones rápidas, económicas y seguras como para conservar el patrimonio histórico.

El pasado 20 de julio, el alumno de la ETS de Ingeniería de Edificación Jorge Camacho Valero, defendió su Trabajo Final de Grado en la Universidad Politécnica de Valencia. El Trabajo, titulado “Evaluación no destructiva de madera antigua y patrimonial usada estructuralmente”, ha obtenido una calificación de Sobresaliente (9) con mención de Matrícula de Honor.

El objetivo general del Trabajo ha sido formular una metodología de evaluación no destructiva (END) adaptada a madera antigua y patrimonial, aplicarla en edificios construidos o en rehabilitación y, por último, analizar estadísticamente los resultados obtenidos a fin de relacionar el módulo de elasticidad y la resistencia a flexión con otras propiedades y características de la madera. El Tribunal ha valorado la novedad y originalidad de los objetivos del Trabajo y su indudable utilidad para la rehabilitación y reutilización de madera antigua. Los resultados obtenidos se publicarán en revistas científico-técnicas y congresos.

El Trabajo ha sido dirigido en AIDIMME por Miguel Ángel Abián Pérez, jefe del Dpto. de Tecnología y Biotecnología de la Madera y responsable de la línea de I+D Construcción en Madera. Ha sido coordinador, investigador principal o investigador en 32 proyectos regionales, nacionales y europeos y redes de excelencia europeas relacionados con madera, arquitectura, materiales innovadores de construcción, arquitectura orgánica y paramétrica. También ha sido coordinador de proyectos sobre desarrollo de nuevos sensores y productos de construcción para ACCIONA INFRAESTRUCTURAS I+D. Actualmente coordina y dirige técnicamente el proyecto IVACE NODOS-TURISMO e investiga en el proyecto europeo INTERREG V SUDOE SHCity, además de formar parte de su Comité Técnico. Ambos proyectos están relacionados con Smart Cities y con madera.

Fotografía 1. El alumno Jorge Camacho realizando un ensayo de resistografía.
Fotografía 1. El alumno Jorge Camacho realizando un ensayo de resistografía.

Por parte de la UPV, el Trabajo ha sido dirigido por José Ramón Albiol Ibáñez, profesor del Departamento de Construcciones Arquitectónicas. José Ramón Albiol ha sido director de EXCO 2017 (XXXI Salón Tecnológico de la Construcción) y lo será de EXCO 2018. Ha participado en múltiples proyectos de I+D de nuevos materiales para construcción, estructuras ultraligeras, estructuras híbridas y caracterización de materiales. Actualmente colabora, entre otros, en el innovador proyecto Hyperloop UPV, que tiene como objetivo desarrollar un tren que puede viajar a más de 1000 kilómetros por hora mediante energías renovables.

AIDIMME ha puesto a disposición del alumno todos los medios y recursos necesarios, así como sus conocimientos y experiencia en madera y en evaluación de madera estructural. Sus investigadores Guillem Segura Orenga y Guillermo Martínez Ruiz han colaborado también activamente en las pruebas y ensayos necesarios para el Trabajo. El Instituto Tecnológico está firmemente comprometido con el uso de la madera en construcción, por sus cualidades técnicas (resistencia, aislamiento) y medioambientales. Tal y como declara Jorge Camacho, “desarrollar mi TFG en AIDIMME ha sido ha sido una experiencia muy enriquecedora personal y profesionalmente. He descubierto las excelentes propiedades de la madera antigua y patrimonial como material de construcción, he desarrollado una metodología novedosa sobre END de este tipo de madera y he participado en varias inspecciones de estructuras de esta tipología. Además, he aprendido a analizar estadísticamente los datos que iba recogiendo y a formular hipótesis entre variables y validarlas. Para mí ha sido un orgullo haber realizado este trabajo de investigación en AIDIMME, un Instituto Tecnológico referente en la I+D de la madera”.

Según Miguel Ángel Abián, “el Trabajo realizado por Jorge es pionero en España, tanto por la parte de la metodología como porque incluye la madera conocida comúnmente como mobila, que aparece en muchos edificios que forman parte del patrimonio histórico valenciano y que tiene unas cualidades excepcionales en cuanto a resistencia y durabilidad”. “Ha sido un placer –añade- transmitir a Jorge nuestros conocimientos sobre madera y sobre las posibilidades que ofrece como material para la arquitectura y la ingeniería. David Lynch dice que los misterios son el magnetismo de la vida, imanes que nos atraen y que pueden hacer de nosotros científicos o investigadores. Los árboles y la madera nos ofrecen infinidad de misterios tan enrevesados que tardarán mucho tiempo en ser resueltos completamente, si algún día lo son”.

 

Fotografía 2. Cortes transversales de un elemento antiguo de mobila.
Fotografía 2. Cortes transversales de un elemento antiguo de mobila.

 

Además de la metodología, en el Trabajo se han planteado relaciones matemáticas estadísticamente significativas entre el módulo de elasticidad y la resistencia a flexión obtenidos mediante técnicas de ultrasonidos y otras variables y características de la madera, como la densidad, el número de nudos, la densidad superficial de defectos, el porcentaje de duramen, el perfil resistográfico, la especie de madera, etc.

 

Fotografía 3. Madera degradada por carcoma fina.
Fotografía 3. Madera degradada por carcoma fina.

 

Fotografía 4. Madera degradada por termitas.
Fotografía 4. Madera degradada por termitas.

 

Existen varias razones por las cuales es necesaria una metodología específica de evaluación para madera antigua y patrimonial. En primer lugar, se desconocen sus propiedades mecánicas, lo que limita mucho o directamente imposibilita la rehabilitación adecuada de edificios y estructuras con madera de hace más de 40 años. Según datos de AIDIMME, se calcula que un 70% de la madera antigua/patrimonial que se sustituye en España, principalmente por desconocimiento de su estado o porque superficialmente presenta deterioros, podría bien conservarse o bien rehabilitarse con refuerzos o reparaciones muy localizadas y de poco coste económico.

En segundo lugar, esta madera tampoco encaja dentro de la clasificación del Código Técnico de la Edificación (CTE), que entró en vigor en 2006. En tercer lugar, no es posible realizar ensayos destructivos en este tipo de madera, pues en unos casos el apeo y transporte es imposible (madera patrimonial) y en otros no es viable técnica o económicamente. Por último,  es imposible volver a utilizar esta madera después de un ensayo destructivo.

Por sí sola, la inspección visual, que es la técnica de evaluación no destructiva más conocida, es poco fiable y no puede utilizarse en zonas no accesibles (por ejemplo, empotramientos de vigas y viguetas en los muros). Las normas actuales de clasificación visual no resultan apropiadas para madera antigua y patrimonial ya que no predicen correctamente la resistencia de la madera y se han basado en madera actual, cuyas propiedades distan mucho de las de madera antigua, que suele tener mayor densidad, mayor porcentaje de duramen y degradaciones producidas por agentes xilófagos (principalmente, hongos de pudrición, carcoma fina, carcoma gruesa y termitas).

La metodología desarrollada en el Trabajo, que usa técnicas de evaluación no destructiva como resistografías y ultrasonidos, constituye un primer paso para desarrollar un proyecto para clasificación no destructiva de madera antigua y patrimonial según el CTE. Para ello será necesario perfeccionar la metodología, complementarla con otras técnicas, realizar análisis destructivos de comparación y validarla con mayor número de ensayos y de especies de madera.

 

Si desea más información contacte con AIDIMME.