Nueva metodología para lograr asientos más confortables: Investigación ERGO 4.0

El proyecto de investigación ERGO 4.0 “Desarrollo de nuevos sistemas de personalización de mobiliario de asiento con un índice de confort optimizado para cada usuario”, que impulsa el Instituto Tecnológico AIDIMME, está desarrollando una herramienta que permita fabricar asientos adaptados a las dimensiones antropométricas de cada usuario para obtener el máximo confort durante el uso del mobiliario.

Durante la primera anualidad del proyecto se han revisado los sistemas y documentación existente sobre evaluación del confort y las características ergonómicas del mobiliario, y se dispone del conocimiento necesario sobre los parámetros influyentes en la sensación de confort de los usuarios de mobiliario de asiento, en base a los estudios más recientes de carácter biométrico, antropométrico y ergonómico.

En general, existen tres grandes bloques de instrumentos empleados por los investigadores de este campo de conocimiento:

· Medidas antropométricas y relación con dimensiones clave del asiento.

· Evaluaciones subjetivas mediante el empleo de cuestionarios,

· Evaluaciones con métodos objetivos, empleando todo un conjunto de técnicas tales como sensores de presión, electromiografía, análisis de imagen y movimiento en sillas, radiografías, temperaturas, etc…

 

asientos adaptados. Proyecto ERGO
Detalle de representación 3D de los valores de presión en asiento de confort 0.

 

Se ha evaluado ergonómicamente distinto mobiliario de asiento de diversos diseños y usos como oficina, confidente, sofás, etc, en base a un cuestionario cuyos resultados se han comparado con los valores que se obtengan del que denominamos “Índice de Confort” que persigue el proyecto.

Derivado de este trabajo, y tras una serie de protocolos establecidos por los responsables del proyecto, se ha desarrollado una nueva metodología que tiene una componente objetiva y otra subjetiva. A lo largo de la presente anualidad se va a validar el “Índice de Confort” que se genera mediante la realización de ensayos sobre una larga muestra de sillas y usuarios, de forma que se puedan extraer conclusiones representativas acerca de la robustez metodológica de este nuevo marcador.

De esta forma, la iniciativa ERGO 4.0 está aportando soluciones a las dificultades de cuantificación de confort mediante la parametrización de los criterios ergonómicos por medio del desarrollo de este sistema de evaluación del confort que tenga en cuenta cuestiones objetivas y subjetivas, el citado “Índice de Confort”, y que permitirá evaluar el mayor número de mobiliario de asiento por personas de distintas dimensiones antropométricas.

En este sentido nos encontramos con el mayor problema existente al referirse a la ergonomía de productos tipo mobiliario de asiento, que es la cuantificación del confort otorgado por el producto en base a unos parámetros objetivos y subjetivos. Por otra parte, la valoración será distinta si se trata de una persona u otra (con gustos, masas corporales y alturas diferentes), y por tanto supone una dificultad añadida para el uso de la ergonomía como una herramienta eficiente en el diseño de los productos.

El desarrollo de esta herramienta será directamente explotable por los fabricantes para ofrecer un servicio de valor añadido a sus clientes, permitiendo así la progresiva transformación de estas empresas a la industria 4.0.

Este proyecto de I+D está cofinanciado por el Instituto Valenciano de Competitividad Empresarial (IVACE) y los Fondos Europeos para el Desarrollo Regional (Fondos FEDER).

 

 

Para más información contacte con AIDIMME.

 

 

Ricardo Saiz

Gestión y Promoción Innovación