El conseller Climent defiende la función pública de los centros tecnológicos y su actividad como instrumentos impulsores de la inversión privada en I+D+I durante la presentación del Cuaderno de Tendencias del Hábitat

El conseller de Economía Sostenible, Sectores Productivos, Comercio y Trabajo, Rafa Climent, presidió el pasado 8 de noviembre la presentación del Cuaderno de Tendencias del Hábitat 19/20 donde se refirió a los centros tecnológicos de la Comunitat como agentes esenciales de la transmisión de la innovación al tejido productivo e instrumentos clave para impulsar la inversión privada en I+D+I.

El Cuaderno de Tendencias del Hábitat 19/20 es el resultado de la investigación realizada durante 2017 y 2018 por parte del Observatorio de Tendencias del Hábitat (OTH), que está gestionado por un grupo multidisciplinar de investigadores de los institutos tecnológicos AIDIMME, ITC, y AITEX, con el apoyo desde 2005 del Instituto Valenciano de Competitividad Empresarial, IVACE.

Climent hizo estas declaraciones durante la presentación de este estudio en el que estuvo acompañado por la directora general del IVACE, Júlia Company, el director de AIDIMME, Mariano J. Pérez Campos, el director de AITEX, Vicente Blanes, y el presidente de AICE-ITC, José Castellano, quienes en general destacaron que estos análisis son fundamentales para generar competitividad porque permiten orientar las estrategias empresariales de producto, tanto en sus diseños como en sus funcionalidades, y evaluar el entorno hábitat como un espacio integral en lo público y privado. Es el valor de la información analítica, que apoyada en la formación proporciona la base de una pirámide con la innovación en la cúspide, explicó el director de AIDIMME en su intervención.

El director de AIDIMME, Mariano J. Pérez Campos, a la derecha, durante su intervención.

“En la Comunitat, señaló Climent, tenemos uno de los mayores recursos para generar desarrollo sostenible y crecimiento: la investigación, y en el caso de los centros tecnológicos está refrendada con la creación de un marco estable de colaboración entre la conselleria de Economía, el IVACE y los centros tecnológicos que garantice su viabilidad y beneficie a las empresas”.

En este sentido, la colaboración se traduce en acciones concretas por parte de la Conselleria y el IVACE, como por ejemplo el anticipo de hasta el 100% de las ayudas a los centros tecnológicos sin necesidad de que cada año tengan que ser aprobadas por el Consell, o la puesta en marcha de la primera convocatoria de ayudas específica para apoyar el desarrollo de demostradores de industria 4.0 en las empresas de la Comunitat, precisó Climent, quien añadió que estas actuaciones vienen respaldadas por un notable incremento del presupuesto a través del IVACE destinado a los centros tecnológicos hasta alcanzar los 48,1 millones de euros, un 26,1% más, anunció el Conseller.

El analista de Mercados y Estrategia de AIDIMME, Vicente Sales, durante la presentación del Cuaderno de Tendencias del Hábitat 2019-2020.

El Observatorio de Tendencias del Hábitat se encuentra integrado por un grupo de investigadores expertos en diseño, arquitectura, comunicación, sociología y análisis de mercados, y desde 2007 realiza diversas publicaciones, entre las que se encuentran los cuadernos de tendencias y los monográficos. La actividad de OTH genera múltiples actividades formativas abiertas y servicios de asesoramiento a empresas del sector del hábitat.

Herramienta pionera y creativa

El ‘Cuaderno de Tendencias del Hábitat’ se ha convertido en una herramienta pionera y creativa en al que se apoyan las empresas de la Comunitat vinculadas al hábitat, pero también centenares de profesionales del arte, el diseño, la arquitectura y el interiorismo, entre otras disciplinas.

Su contenido permite a este hipersector conocer las tendencias del hábitat, identificar cambios en el entorno competitivo a medio plazo, detectar nuevas oportunidades de mercado al tiempo que ayuda a empresas y profesionales a definir sus hojas de ruta para la toma de decisiones vinculadas al diseño y la elaboración de productos.

Los responsables del Cuaderno de Tendencias con los directores de los institutos que impulsan el Observatorio de Tendencias del Hábitat, ITC, AIDIMME, y AITEX.

La evolución de la forma en que habitamos nos habla de cómo cambia nuestro modo de relacionarnos, nuestros valores e intereses, nuestro ocio, cómo descansamos, en definitiva, cómo somos y cómo cambia nuestro entorno, describe el Cuaderno en su preámbulo. Las siete tendencias que se presentan en el documento se relacionan con unas claves socioculturales y de entorno, y de comunicación, que pretenden ayudar al diseñador, al director de marketing o comunicación, y a la empresa en general, a trabajar con las tendencias y aplicarlas en su trabajo diario.

Portada del Cuaderno de Tendencias del Hábitat 19/20.

Pueden descargarse de forma gratuita en este enlace el Cuaderno de Tendencias del Hábitat 19/20 sobre el que ofrecemos aquí un resumen de las tendencias expuestas.

Less is a Bore

Después de muchas temporadas de minimalismo y de tendencias contenidas y sobrias, la decoración y el simbolismo vuelven a cobrar importancia en el sector del diseño.

Surge el estilo ecléctico como autoexpresión personal y se buscan espacios y objetos más personales y recargados. Los materiales en su aspecto decorativo y los interiores llenos de teatralidad van a ser elementos clave en el interiorismo público.

 Esta tendencia surge en un clima de cierto optimismo con la recuperación económica, y se instala en una sociedad cambiante, que busca formas de expresarse y considera el hogar como un espacio importante para ello. Por otro lado, es el sector del interiorismo el que está impulsando los estilos más decorativos, a través de espacios y productos que quieren captar la atención de sus usuarios.

Everywhere like Home

Los códigos propios del diseño doméstico se trasladan a diferentes espacios públicos. Esto favorece un diseño de interiores menos normativo y más flexible, donde en ocasiones es difícil identificar el uso al que está destinado el espacio. La idea de espacio doméstico, confortable, cercano y hogareño se reproduce en hoteles, oficinas y exteriores.

De ese modo, los espacios públicos asumen funciones propias del hogar y se convierten en lugares de trabajo, rincones de descanso o incluso en salones domésticos. Fenómenos socioculturales como el crecimiento de las grandes ciudades o la reducción del espacio medio de las viviendas, son algunas de las causas de la búsqueda de espacios más amables y confortables.

Por otro lado, los individuos demandan soluciones que permitan mejorar su estilo de vida tanto física como emocionalmente y espacios que mejoren las relaciones sociales.

Zonas de encuentro y conectividad, fórmulas domésticas en espacios públicos e incluso lugares para liberarse del estrés van a ser algunos factores en esta tendencia.

Hyperdigital

La relación del individuo con las nuevas tecnologías evolucionan de lo puramente funcional, y las estéticas del mundo digital se instalan como nuevos recursos de diseño.

El hábitat toma elementos decorativos con motivos y colores manipulados digitalmente propiciando ambientes futuristas, artificiales y que, en último extremo, resultan surrealistas. Por otro lado, los diseñadores y creativos apelan a los sentidos en sus creaciones, experimentan y crean nuevas categorías de producto donde materia y tecnología se fusionan de forma innovadora.

La tecnología, presente en el entorno cotidiano es uno de los factores clave que impulsan esta tendencia. Su utilización está marcando una evolución de lo real o físico a lo digital, donde los consumidores dan prioridad a disfrutar en lugar de poseer, lo que supone una menor presencia del producto físico. La tecnológica abre las puertas a nuevas posibilidades de aprendizaje y cualquier persona puede convertirse en experto a través del conocimiento colectivo y la experiencia compartida digitalmente.

Sustainability Recoded

Las premisas de la sostenibilidad están penetrando a todos los niveles y en todos los sectores. La reutilización y el reciclaje de residuos han evolucionado a un concepto más amplio de economía circular, donde se tiene en cuenta todo el ciclo de vida del producto. El consumidor no se conforma con un producto de bajo impacto medioambiental, sino que busca que también sea saludable, bello y adaptado a las tendencias.

En el diseño, la introducción de nuevos materiales avanza hacia productos más sofisticados y en el hábitat, desaparecen los diseños de aspecto povera y los productos sostenibles adquieren su propia belleza intrínseca.

La recuperación económica y el incremento del consumo son factores que favorecen el incremento de los productos sostenibles. Por otro lado, la responsabilidad con respecto al entorno, tanto social como individual, es cada vez mayor, y la demanda de productos que respeten los criterios de la economía circular seguirá aumentando.

El estado del medio ambiente genera políticas cada vez más estrictas que obligan a los diferentes sectores a ajustar sus procesos productivos para responder a los nuevos estándares.

Memento Design

A la tendencia de globalización se incorporan diseñadores y empresas de diferentes países que perfilan hábitats en base a multitud de referentes que definen una identidad propia en cada hogar. En un intento de conectar con valores y métodos de producción tradicionales, se aprecian productos con referencias étnicas que se integran en los hogares actuales. Por otro lado, la colaboración es un eje de esta tendencia, y de la asociación entre marcas globales y artesanos o diseñadores locales surgen estilos auténticos inspirados en diferentes épocas y lugares.

El impulso hacia lo emocional frente lo racional es uno de los motores de esta tendencia. Así pues, en el contexto de la posverdad es más importante la experiencia personal que los hechos. Las intuiciones, las raíces y la cultura propia retoman un importante papel frente al individualismo. Por otro lado, las nuevas formas de construir familias e identidades mucho menos rígidas, y la necesidad de viajar y conocer otras culturas son otros factores que impulsan esta tendencia.

Life is Co

Esta tendencia demanda productos funcionales, emocionales y transformables que sean capaces tanto de responder a multiples necesidades espaciales a la vez. La reducción de los espacios habitacionales, las aglomeraciones en las ciudades y la aparición de modelos como el coworking y el coliving responden a los cambios que se están produciendo. El diseño se debe ajustar al presente, a unas condiciones de uso, pero estas pueden variar con el tiempo. El resultado son productos versátiles, para distintos momentos y ocasiones.

El nomadismo actual característico de las sociedades urbanizadas y cosmopolitas y el estado de transición continua de un momento vital a otro, marcan el ritmo de los cambios requeridos en la vivienda y en la convivencia. Los espacios deben poder adecuarse a diferentes perfiles y actividades de forma rápida y sencilla. En diseño y arquitectura, la flexibilidad será una de las cuestiones fundamentales. Por otro lado, el factor demográfico también está impulsando esta tendencia, especialmente en lo que se refiere a la prolongación de la esperanza de vida y la necesidad de ofrecer soluciones de convivencia para personas de edad avanzada.

Disconnection Space

Nos encontramos con diseños esenciales, destinados a contrarrestar el estrés diario a través de formas y materiales capaces de ejercer una influencia relajante en el usuario. La conexión con uno mismo, con los otros y con el entorno es el leitmotiv de esta tendencia. El consumidor vuelve la mirada a grandes clásicos y a propuestas atemporales. En el diseño se consideran fundamentales todos aquellos matices que generen productos de bienestar. El hábitat adquiere una estética más ligera donde predomina el orden y la armonía con un acercamiento a lo natural.

Uno de los factores que impulsan esta tendencia es la búsqueda de un estilo de vida más tranquilo, en el que se aprecian los valores del tiempo para reflexionar. La sociedad inmersa en un ritmo de vida acelerado y siempre conectado busca encontrarse con la naturaleza y vivir plenamente en cada momento. El consumismo de productos con la vida programada empieza a sustituirse por productos de mayor calidad, elaborados de forma más lenta y más adaptados al usuario. Por otro lado, el interés por los estilos de vida más saludable y la importancia de la generación Bold (más de 50), que vive y trabaja más tiempo y prioriza el estado del bienestar, condiciona la aparición en el mercado de productos dirigidos al autocuidado para una vida más longeva.

Para más información contacte con AIDIMME.

Ricardo Saiz

Gestión y Promoción Innovación