Mercado y tendencias

El optimismo económico, la reducción del espacio medio en las viviendas, la evolución de la tecnología, la responsabilidad con el entorno, el impulso hacia lo emocional frente a lo racional, la necesidad de espacios funcionales para nuevos modelos como el coworking, y la búsqueda de un ritmo de vida más tranquilo forman parte del marco social que el Observatorio de Tendencias del Hábitat (OTH) ha tomado como referencia en la determinación de las nuevas sendas creativas del diseño de interiores y en la fabricación de los productos que conforman hábitat, que crecen un 3,8 por ciento en 2018 en los sectores de equipamiento de baño y cocina, según ARVET.

Según el Cuaderno de Tendencias del Hábitat 19/20 elaborado a partir del OTH que dirigen los Institutos Tecnológicos AIDIMME, AITEX, e ITC, la situación actual del hábitat es de un renovado optimismo, donde tanto empresas como clientes y consumidores han comenzado prácticamente desde cero tras los años de crisis.

Existe motivación para renovar el hábitat y recuperar el colorido y la ilusión, y se visualiza en buena parte de las tendencias, indica el Cuaderno, que destaca que tras los años de racionalidad, se ha inaugurado una etapa de renovación y de emoción. Estos cambios afectan también a las propuestas que se plantean para el baño y la cocina que, en general, siguen las mismas pautas que el conjunto de los productos que conforman hábitat.

 Mercado al alza

De este modo, la industria del Equipamiento de Baño y Cocina ha reflejado un buen comportamiento, y cerraría el ejercicio 2018 con un crecimiento interanual del 3,8 por ciento. Un dato condicionado a la confirmación del incremento estimado del 4,75 por ciento durante el 4 trimestre del año que apunta subidas en todos los subsectores, según el Observatorio de Mercado de Equipamiento de Baño y Cocina (OMEBC)* que impulsa la Agrupación de Exportadores de Transformados, ARVET, en colaboración con el Instituto Tecnológico AIDIMME, ASEBAN y ARVEFER.

Tendencia Life is Co.
Proyectos ILES. Master Diploma of Furniture Design at faculty of Interior and Product Design at the Academy of Arts & Design. Varsovia (Polonia). Diferentes componentes que juntos forman un minipiso. Cama, sofá, cocina, escritorio, divisores y perchero. Todos los componentes son fácilmente desmontables para poder trasladarlos de forma cómoda y sencilla.

Así, el informe del OMEBC prevé un crecimiento del sector del hábitat por encima del PIB nacional estimado, que se situaría en el 2,5 por ciento al cierre de ejercicio, y confirma, sobre datos consolidados, que el sector de equipamiento de baño y cocina creció el 5,53 por ciento durante el tercer trimestre de 2018.

Con todo, llama la atención la fabricación de cocinas, que incrementó sus ventas un significativo 14,22 por ciento durante el tercer trimestre del año, mientras que los fabricantes de equipamiento como platos de ducha, mamparas, etc., presentaron un crecimiento moderado de 2,06 por ciento, resultando el mueble de baño y los fabricantes de complementos (tiradores, apliques, etc.,) los que mostraron cierta atonía en el citado trimestre, con crecimientos prácticamente nulos, precisa el estudio OMEBC.

Espacios, materiales y productos

Los factores sociales y económicos inciden en los comportamientos, las decisiones, el concepto de los espacios, los materiales y los productos, que evolucionan y se adaptan a nuevas circunstancias. En este sentido, en lo relativo al diseño de producto, es un momento de cambios. Los usuarios tienen acceso a información cualificada y exigen sencillez de uso, facilidad, calidad, sostenibilidad e interacción.

Del mismo modo, se desdibujan los limites entre los productos, lo que genera nuevas categorías y diseños multifuncionales, y respecto a los materiales, la experimentación destaca como una de las claves para los próximos años. El sector de la madera introduce innovaciones que abren posibilidades para el diseñador. Desaparece el miedo a la replica de materiales, incluso se busca como alternativa la creación de expresiones y formas difíciles de encontrar de manera espontánea en la naturaleza.

En este ámbito, la decoración vuelve, sin miedo y con fuerza, y la sostenibilidad busca un lenguaje propio, explorando la belleza intrínseca de los materiales y productos. La emoción vuelve a ser una cuestión importante, tanto relacionada con la memoria como con el desarrollo de espacios capaces de mejorar la salud y el bienestar humano.

 

El Cuaderno de Tendencias del Hábitat 19/20 se puede descargar gratuitamente en pdf.

 

Tendencias renovadas

Después de temporadas de minimalismo y tendencias contenidas y sobrias, la decoración y el simbolismo recobran importancia en el diseño. Surge el estilo ecléctico como autoexpresión personal y se buscan espacios y objetos más personales y recargados. Los materiales en su aspecto decorativo y los interiores llenos de teatralidad van a ser elementos clave en el interiorismo público. Un entorno que el Cuaderno integra en concepto “Less is a Bore”.

Esta tendencia surge en un clima de cierto optimismo con la recuperación económica y se instala en una sociedad que busca formas de expresarse y considera el hogar un espacio importante para ello. El interiorismo impulsa los estilos más decorativos, a través de espacios y productos que buscan captar la atención de los usuarios.

Tendencia Less is a Bore.
Cocina exterior Chrysalis de Irene Goldberg para Vaselli. Se trata de una cocina realizada con un solo fragmento de mármol travertino cortado en diferentes piezas para conseguir un mueble «modular».

Esta corriente se ve reflejada en los sectores del lujo y el coleccionismo, pero también en el contract, el interiorismo público y el canal Horeca. Se refleja tanto en firmas europeas de gran tradición, como en empresas emergentes que se posicionan en los canales de prescripción y se empieza a apreciar en marcas low cost y de venta online.

Identidad propia

A la tendencia de globalización se incorporan diseñadores y empresas de diferentes países que perfilan hábitats en base a multitud de referentes que definen una identidad propia en cada hogar. La colaboración es un eje de esta tendencia, de la asociación entre marcas globales y artesanos o diseñadores locales surgen estilos auténticos inspirados en diferentes épocas y lugares, en lo que el estudio denomina “Memento Design”.

El impulso hacia lo emocional frente lo racional es uno de los motores de esta tendencia. Las intuiciones, las raíces y la cultura propia adquieren importancia frente al individualismo. Por otro lado, las nuevas formas de construir familias e identidades menos rígidas y la necesidad de viajar y conocer otras culturas son otros de los factores que impulsan este concepto.

Esta tendencia tiene presencia en el mercado a través de cadenas de distribución físicas y digitales. Las posibilidades de relación humana a través de la red genera la intermediación de plataformas digitales para satisfacer necesidades de forma directa, a través del consumo colaborativo.

Espacios públicos, diseño versátil

Los códigos propios del diseño doméstico se trasladan a espacios públicos. Esto favorece un diseño de interiores menos normativo y más flexible, donde en ocasiones es difícil identificar el uso al que está destinado el espacio. Los espacios públicos asumen funciones propias del hogar y se convierten en lugares de trabajo, rincones de descanso o salones domésticos, para lograr un escenario “Everywhere like Home”.

El crecimiento de las grandes ciudades o la reducción del espacio medio en las viviendas, son algunas de las causas de la búsqueda de espacios más amables y confortables. Los individuos demandan soluciones que permitan mejorar su estilo de vida tanto física como emocionalmente y espacios que mejoren las relaciones sociales.

Respecto al mercado, se abren oportunidades empresariales a través de productos que responden a espacios tanto privados como públicos. El reto es adaptar el producto a las necesidades de cada escenario mediante un diseño versátil.

El informe del OMEBC confirma, sobre datos consolidados, que el sector de equipamiento de baño y cocina creció el 5,53% durante el tercer trimestre de 2018.

Orden y armonía

La tendencia “(Dis)Connection Space” presenta Diseños esenciales, destinados a contrarrestar el estrés diario a través de formas y materiales capaces de ejercer una influencia relajante en el usuario. La conexión con uno mismo, con los otros y con el entorno es el leitmotiv de esta corriente. El consumidor vuelve la mirada a grandes clásicos y a propuestas atemporales. El diseño adquiere una estética más ligera, donde predomina el orden y la armonía con un acercamiento a lo natural.

La sociedad inmersa en un ritmo de vida acelerado y siempre conectado busca encontrarse con la naturaleza y vivir plenamente en cada momento. El consumismo de productos con la vida programada empieza a sustituirse por productos de mayor calidad. El estado del bienestar y los estilos de vida más saludables condicionan la aparición en el mercado de productos dirigidos al autocuidado.

El mercado más usual de esta tendencia es el relacionado con el sueño y el descanso. Sin embargo, la creciente inquietud por el bienestar provoca su presencia en otros sectores como la iluminación o la alimentación. El consumo de productos de obsolescencia programada empieza a sustituirse por el de productos de mayor calidad y durabilidad. 

Flexibilidad sin propiedad

La reducción de los espacios habitacionales, la aglomeración en las ciudades y la aparición de modelos como el coworking y el coliving responden a los cambios que se están produciendo. La tendencia “Life is Co” reclama productos funcionales, emocionales y transformables que sean capaces de responder a múltiples necesidades espaciales. El resultado son productos versátiles, para distintos momentos y ocasiones.

La sociedad cambiante y la prolongación de la esperanza de vida marca el ritmo de los cambios requeridos en la vivienda y en la convivencia. Los espacios deben adecuarse a diferentes perfiles y actividades de forma rápida y sencilla. En diseño y arquitectura la flexibilidad será una de las cuestiones fundamentales.

En el mercado ya está presente el concepto de productos post-ownership, concebidos para ser compartidos por varios usuarios. La idea es que los productos no debieran ser posesiones de un único propietario y estos deberían utilizarse al máximo de sus posibilidades.

Tecnología, futuro e innovación

Las estéticas del mundo digital se instalan como nuevos recursos de diseño. Motivos y colores manipulados digitalmente, propiciando ambientes futuristas, artificiales y que en último extremo, resultan incluso surrealistas para completar el universo “Hyperdigital”. Por otro lado, los diseñadores y creativos apelan a los sentidos en sus creaciones, experimentan y crean categorías de producto donde materia y tecnología se fusionan de forma innovadora.

La utilización de la tecnología marca la evolución de lo real o físico a lo digital, donde los consumidores dan prioridad a disfrutar en lugar de poseer, lo que supone una menor presencia del producto físico. La tecnología abre las puertas a nuevas posibilidades de aprendizaje y cualquier persona puede convertirse en experto a través del conocimiento colectivo y la experiencia compartida digitalmente.

De acuerdo con la tendencia “Hyperdigital”, los diseñadores y creativos experimentan y crean categorías de producto donde materia y tecnología se fusionan de forma innovadora.

La tendencia “Hyperdigital” se relaciona con el auge de las tiendas experimentales. Los consumidores acuden a la tienda física a experimentar con los propios valores de la marca. La tecnología es clave en la personalización de los productos y servicios, los mensajes de comunicación y marketing, los canales de comercialización y la interacción con el usuario. 

Sostenible y saludable

La sostenibilidad ya está presente en todos los sectores, y el consumidor no se conforma con un producto de bajo impacto medioambiental, sino que busca que también sea saludable, bello y adaptado a las tendencias que participan en la corriente “Sustainability Recoded”. En el diseño, la introducción de nuevos materiales avanza hacia productos más sofisticados y en el hábitat, desaparecen los diseños de aspecto povera y los productos sostenibles adquieren su propia belleza intrínseca.

Por un lado, la recuperación económica y el incremento del consumo son factores que favorecen el crecimiento de los productos sostenibles, y por otro, la responsabilidad con respecto al entorno, tanto social como individual, es cada vez mayor y la demanda de productos que respetan los criterios de la economía circular seguirá aumentando.

La economía circular está en crecimiento y se prevé que impulse nuevas oportunidades económicas, basadas en el mantenimiento de productos, mayor valor de uso de componentes y materiales; la regeneración de sistemas naturales; y el tratamiento de residuos como nueva materia prima. En la tendencia “Sustainability Recoded” el consumidor tiene en cuenta los valores de marca en sus decisiones de compra.

————————–

*El informe de coyuntura del OMEBC es una iniciativa propia de ARVET para el sector de empresas fabricantes de equipamiento de Baño y Cocina. Si su empresa está interesada en participar, por favor siga el siguiente enlace de preinscripción.

 

Ricardo Saiz

Gestión y Promoción Innovación • Gabinete de Comunicación y Relación con los Medios