La empresa ÉTICA ARQUITECTURA y AIDIMME analizan el uso de la madera en el sector de la construcción y sus ventajas para el cumplimiento del estándar PASSIVHAUS

La empresa de consultoría y proyectos de arquitectura ÉTICA y AIDIMME analizan el proyecto de I+D MEND-ME, el uso de la madera en la construcción y carpintería, discuten las ventajas técnicas y medioambientales que ésta ofrece y su idoneidad para el cumplimiento del estándar Passivhaus y la Construcción de Edificios de Consumo de Energía casi Nulo.

Recientemente, el Instituto Tecnológico Metalmecánico, Mueble, Madera, Embalaje y Afines (AIDIMME) y la empresa de consultoría y proyectos Ética Arquitectura se reunieron para analizar el uso actual de la madera en la construcción y preparar estrategias de fomento su uso.

Por parte de AIDIMME participaron los investigadores Miguel Ángel Abián (Dpto. Tecnología y Biotecnología de la madera) y Cristina Revert (Sección Análisis de Mercados y Estrategia).

Por parte de ÉTICA, participaron Elena Fortes, arquitecta, Proyectista Certificada por el Instituto Passivhaus y delegada de la Plataforma de Edificación Passivhaus en la Comunidad Valenciana; e Isabel Sánchez, arquitecta, Máster en Ingeniería Ambiental, Máster Universitario de Formación del Profesorado, Proyectista Passivhaus, MBA, y profesora para la Mitigación del Cambio Climático, Energía e Innovación en el sector de la Construcción y el Territorio.

Fotografía de la reunión entre ÉTICA y AIDIMME.

ÉTICA ARQUITECTURA (www.arquitecturaetica.com/) es una empresa del sector de la construcción cuyo objetivo principal es influir positivamente en la vida de las personas, tanto individual comocolectivamente, creando entornos físicos y psicológicos únicos que tienen un impacto real y efectivo en el desarrollo, el bienestar y la salud mediante proyectos de arquitectura y el rediseño del territorio y las ciudades.

Para ello, desarrollan proyectos de arquitectura, territorio, paisaje y rediseño de espacios urbanos singulares que abordan las dificultades como oportunidades de mejora continua.

La empresa enfoca sus encargos desde el punto de vista de la integridad y desde una perspectiva global que abarca no sólo las pautas de la arquitectura y la ingeniería convencionales, sino que también comprende los criterios generales de la sostenibilidad recogidos en el Informe Brundtland (1983, Gro Harlem Brundtland), el fomento del empleo de energías renovables, la inteligencia energética, los criterios y la filosofía del ecodiseño, el cradle to cradle, la huella de carbono, la responsabilidad en el uso de los recursos renovables y no renovables, aplicando el ingenio, la creatividad y la innovación a los conocimientos académicos convencionales y evitando los excesos derivados del movimiento moderno.

Proyecto MEND-ME

En primer lugar, AIDIMME presentó a ÉTICA ARQUITECTURA los objetivos y los resultados provisionales del proyecto de I+D en cooperación con empresas valencianas MEND-ME (Desarrollo de una metodología para la evaluación no destructiva de madera estructural y aplicación innovadora a rehabilitación) y entregó documentación técnica relativa a éstos. Este proyecto busca desarrollar una metodología de evaluación no destructiva in situ tanto para madera actual como antigua que clasifique la madera según el Código Técnico de la Edificación (CTE), así como proponer soluciones eficaces y económicas de refuerzo y consolidación para estructuras de madera.

MEND-ME, que actualmente se encuentra en su tercera y última anualidad, está financiado por el IVACE (Instituto Valenciano de Competitividad Empresarial) y cofinanciado por el Programa Operativo FEDER de la Comunidad Valenciana 2014-2020.

Ensayo de vibraciones inducidas, cuyos resultados validan la metodología de evaluación no destructiva desarrollada en el proyecto MEND-ME.

Los principales resultados de MEND-ME obtenidos hasta el momento están disponibles de forma abierta, pública y gratuita en la página electrónica de AIDIMME (www.aidimme.es).

ÉTICA consideró relevantes para el sector de la construcción y rehabilitación los objetivos y resultados de MEND-ME, y en especial valoró mucho la oportunidad que ofrece este proyecto de recuperar madera procedente de demoliciones y clasificarla según el CTE de forma fiable para los profesionales y las empresas de rehabilitación y construcción.

Según comentó Isabel Sánchez, que cuenta con una amplia experiencia profesional y docente “como sabemos los arquitectos, existen edificios, que han sido bien conservados, cuyas estructuras de madera tienen cientos de años y están en perfecto estado, al contrario de lo que ha ocurrido con otros tipos de materiales cuya resistencia se ha visto mermada por diversas circunstancias y cuya reparación tiene un coste medioambiental y económico mucho mayor”.

Asimismo, ÉTICA consideró muy necesarias las técnicas de refuerzo y consolidación in situ que se desarrollarán en la tercera anualidad del proyecto y comentó que el proyecto contribuye a la sostenibilidad en la construcción, que cada vez es más importante tanto en las directrices y normas europeas, como en los encargos de Clientes Particulares, así como Instituciones Públicas y Privadas.

ÉTICA ARQUITECTURA valoró muy positivamente su experiencia con el empleo de la madera en construcción tanto en obras de nueva planta como en obras de restauración y rehabilitación, especialmente citó sus obras Certificadas Passivhaus o NZEB/ECCN (Edificio de Consumo Energético Nulo), y añadió que la madera tiene un comportamiento extraordinario desde el punto de vista medioambiental, pues es renovable y posee baja huella de carbono y es reciclable, pero a su vez, tiene repercusiones positivas desde el punto de vista económico que son poco conocidas, aporta equilibrio y calidez que favorecen la salud física y psicológica, además de ofrecer un sinfín de posibilidades desde el punto de vista estético en cuanto a colores, texturas, acabados, etc.

 

Fotografías exterior e interiores de Edificio de Oficinas y eventos resuelto con estructura y cerramientos de madera, para Innovafoto en Loriguilla (Valencia), Certificado Passivhaus realizado con la colaboración con Clara Vento, arquitecta y Jesús Menéndez calculista.

 

Fotografías exterior e interior de Edificio de Oficinas y aulas para Idai Nature en la Pobla de Vallbona (Valencia), CERTIFICADO PASSIVHAUS Y GALARDONADO PREMIO MUNDIAL A LA EXCELENCIA EN DISEÑO ARQUITECTÓNICO SOSTENIBLE 2019, Build Sustainable Building Awards que integra la vegetación y los acabados interiores en madera natural realizado en colaboración con Ruben Muedra Estudio de Arquitectura.
Uso actual de madera en construcción y carpintería

Después, ÉTICA ARQUITECTURA y AIDIMME analizaron el uso actual de madera en construcción, y concluyeron que es mucho menor de lo que podría ser, en comparación con otros países europeos (Alemania, Austria, países nórdicos), Estados Unidos o Canadá, y el continente australiano, si bien se señaló que los nuevos retos a los que nos enfrentamos como sociedad vaticinan un momento idóneo para recuperar este noble material, en el sector de la  construcción en su vertiente más tradicional (estructura, carpintería interior y mobiliario), pero también para recuperarlo como material de acabado (tanto en su versión original, como reciclada) para paramentos verticales (tabiquería), cerramientos exteriores, carpintería exterior y protecciones solares (mallorquinas, alicantinas, etc.), pavimentos, falsos techos, aislamientos, etc.

ÉTICA señaló que existe una demanda social y normativa de materiales sostenibles y saludables en la construcción, y que las directrices y normas de eficiencia energética favorecen el uso de madera y sus derivados en la construcción. Ahora bien, también apuntaron a que es necesario que los profesionales técnicos, constructores y fabricantes se vayan adaptando a esta demanda social, para lo que es imprescindible seguir innovando como se está haciendo. En el momento actual, se puede decir, que ya existe más demanda que oferta en la Comunidad Valenciana a este respecto, dado que, en numerosas ocasiones, es necesario recurrir a profesionales y productos de otras provincias o países porque es difícil encontrarlos aquí.

AIDIMME comentó que existe una preocupación constante en la industria por innovar en los productos de madera técnica para construcción. Por ejemplo, mejorando su resistencia frente a agentes xilófagos, aligerándolos, aumentando su resistencia al fuego, aumentando su aislamiento térmico y sonoro, etc. Y apuntó que detrás de todo ello hay un mercado en expansión, un mercado donde hay un nicho en aumento que se identifica con las pautas de sostenibilidad, tiene conocimiento sobre los productos que puede ofrecer el sector construcción y se decanta por ellos para contribuir vehementemente al cuidado del planeta que consideran a su vez compatible con el cuidado de su salud.

Como ejemplo de algunas innovaciones de AIDIMME para el sector, Miguel Ángel Abián expuso algunas de las patentes españolas y europeas de las que es autor, relativas a la monitorización de la madera (que permiten detectar precozmente degradaciones o pérdida de resistencia) y a nuevos elementos estructurales con madera y madera modificada celularmente.

ÉTICA expuso, basándose en su experiencia, varios motivos por los que la madera no se usa mucho en España, ni, en particular, en la Comunitat Valenciana.

El primero de ellos fue que existe un gran desconocimiento teórico y práctico sobre el material; ante la duda, y otras veces por simple comodidad, los profesionales se decantan por materiales en los cuales, por esa inexperiencia, tienen más confianza.

Ensayo de flexión de una viga de mobila. Mediante la caracterización de la madera antigua que se lleva a cabo en el proyecto MEND-ME se avanza en el conocimiento teórico y práctico de este material, que tiene propiedades muy distintas a las de la madera actual, así como en el conocimiento sobre técnicas no destructivas aplicadas a madera in situ.

El segundo es que hay muchas dudas sobre cómo se comporta la madera en el ámbito mediterráneo, y generalmente se piensa que la madera va a necesitar un mantenimiento constante por la humedad y el sol. Como apuntó AIDIMME, muchos profesionales y clientes desconocen que la existencia de los nuevos lasures o barnices de poro abierto que permiten restaurar y proteger la madera sin necesidad de tratamientos costosos.

El tercero es que todavía existe un vacío en la universidad sobre la eficiencia energética y la sostenibilidad. Falta formación y en algunos casos falta de experiencia en ella y, por lo tanto, la importancia de este aspecto no se traslada a los alumnos más jóvenes. Esto repercute en el uso posterior que hacen de la madera, pues se eligen otros materiales, incluso más caros, que tienen peor comportamiento en cuanto a aislamiento térmico, hermeticidad a al aire, y cuya huella de carbono es mucho mayor (por ejemplo, de origen petroquímico).

El cuarto es que el importante cambio que supuso la introducción del Código Técnico de la Edificación (2006) hizo sentirse inseguros a muchos ingenieros y arquitectos, que lo han rechazado, en la mayor parte de las ocasiones porque verdaderamente fue un cambio trascendental, lo que deriva en ocasiones en un miedo a «lo nuevo». Cualquier cambio requiere un esfuerzo y una adaptación que depende de la voluntad, es posible también que esta voluntad se viera mermada porque coincidió con una etapa de recesión económica, e incluso en algunos casos, con un cambio generacional.

No todos aprovecharon esa circunstancia para investigar, formarse y mejorar sus competencias profesionales, y esto ha dificultado el natural compromiso, que sí existe en otros ámbitos de la sociedad, de algunos técnicos con el medioambiente, la eficiencia energética y la sostenibilidad, lo que ha derivado en una incorporación tardía por su parte de algunas tecnologías, algunas técnicas, y de algunos materiales, tan interesante como en este caso lo es la madera.

Según señaló Miguel Ángel Abián, jefe del Dpto. de Tecnología y Biotecnología de la Madera y responsable de la línea de I+D Construcción en Madera: “resulta paradójico que el CTE, que normaliza a la madera como material arquitectónico y de ingeniería y la coloca como material técnico en igualdad de condiciones que el hormigón y el acero, haya perjudicado a su uso en España”.

El quinto y último es que faltan muchos oficios en ebanistería y en el sector de la madera para obra y que no siempre se encuentran en la Comunitat Valenciana proveedores de productos con la normalización adecuada para el estándar Passivhaus. La falta de esa normalización obliga a comprar esos productos a Cataluña, País Vasco y Navarra.

AIDIMME insistió en que resulta necesario realizar más actividades de formación, de forma coordinada con otros agentes del hipersector madera-mueble-hábitat-construcción (FEVAMA, FEVEC, ASEMAD), y en que hay que atraer hacia la formación específica en madera a los profesionales, especialmente a las nuevas generaciones (ciclos formativos, por ejemplo).

 

Ventajas técnicas y medioambientales de la madera

Por otro lado, ÉTICA ARQUITECTURA determina en base a su experiencia en el sector que se detecta una demanda creciente en favor de la sostenibilidad y la eficiencia energética en la construcción que nace del consumidor final o el usuario de las instalaciones.

Cristina Revert, analista de mercados con más de 12 años de experiencia en la investigación de tendencias en el sector del hábitat, aportó más argumentos a favor. Expuso que en los últimos años se observa una coherencia en el comportamiento de los usuarios respecto a los valores de sostenibilidad y respeto al medio ambiente.

Por ejemplo:

• la incipiente preocupación por la calidad del aire, materializada en el desarrollo de nuevas categorías de producto: aparecen purificadores de aire personalizados y los sistemas de ventilación de doble flujo o VMC (ventilación mecánica controlada) propios del sector terciario se incorporan de manera rápida al ámbito doméstico);

• el auge del veganismo, que se ha convertido en una opción cada vez más numerosa y afecta por supuesto a la alimentación y también a otros sectores como el textil (aparecen tejidos como el “cuero vegano”).

Según ÉTICA, esta toma de conciencia a favor de la sostenibilidad y la eficiencia energética, que día a día se amplía internacionalmente, causa rechazo a algunas personas en el ámbito local.

Algunos de los argumentos que se usan para ignorarlas atañen al buen clima de la cuenca mediterránea (“Aquí no hace frío ni calor, y no es necesario invertir tanto en aislamiento térmico como en países más fríos” lo que ha derivado en realidad en que los edificios ubicados en esta zona climática sean, con mucho y objetivamente, los menos confortables de la península), y motivos presupuestarios (“No podremos amortizar el sobrecoste de construir con Passivhaus con el ahorro en calefacción y refrigeración”) y, aunque cada vez menos, al inmovilismo de una industria reacia a la innovación por costumbre.

Sin embargo, como explicaron Elena Fortes e Isabel Sánchez, el ahorro energético obtenido con un diseño pasivo y bioclimático de la edificación, sí amortiza el sobrecoste en un plazo razonable, y además se consigue una mejora espectacular en cuanto a la calidad del aire y el confort interior, el bienestar y la salud, calidad constructiva y durabilidad, y otro factor que muchos de los recelosos desconocen, y es que este tipo de modelo energético contribuye de forma extraordinaria al desarrollo tecnico, tecnológico, y económico local, lo que tiene un impacto directo en el bienestar social. Todo ello, sin embargo, es por contra lo más valorado y destacado por sus clientes.

Ejemplo de rehabilitación y ampliación de edificios protegidos. Primer edificio de hormigón en Alicante (1930, Edificio Telefónica) rehabilitado con paneles estructurales, carpintería exterior y capa hermética mediante encintado de tablero compuesto por caras de fibra de madera e interior de partículas de madera aglomeradas de madera. La rehabilitación ha sido realizada en colaboración con Subarquitectura (Fernando Valderrama), y el inmueble se encuentra en proceso de certificación Passivhaus.

AIDIMME señaló que detectan que están surgiendo nuevas empresas para aprovechar las ventajas relacionadas con la salud y el confort en las viviendas, y que cada vez hay más proyectos que disfrutan del empleo de la madera, lo que a su vez repercute positivamente en la imagen de todos los agentes intervinientes implicados, reforzando su perfil concreto de forma estable y permanente a lo largo del tiempo, en un tiempo en el que, y esto es importante, los impactos mediáticos carecían de profundidad.

Primer edificio Passivhaus del sector textil en España, para Artica Textile en Agullent (Valencia) con acabados exteriores e interiores en madera natural, y capa hermética mediante encintado de tablero compuesto por caras de fibra de madera e interior de partículas de madera aglomeradas con la colaboración de Carlos y Tomás Martínez Estudio.
Idoneidad para el cumplimiento del estándar Passivhaus y la Construcción de Edificios de Consumo de Energía casi Nulo

ÉTICA expuso que están en plena difusión al público general del estándar Passivhaus, con el objetivo de demostrar que se puede vivir mejor consumiendo menos energía.

Además nos informaron que en breve, se publicará una nueva versión del Documento Básico de Ahorro de Energía (DB–HE), del CTE, más restrictiva, y según explicó Isabel Sánchez: “los criterios nuevos referentes a la hermeticidad frente a las molestas e insalubres infiltraciones de aire no deseadas en los edificios, pueden resolverse también con productos de madera y derivados, lo que puede constituir un nuevo nicho de negocio y nuevos oficios y especializaciones dentro del sector”.

Esta nueva revisión constituye una oportunidad para ofrecer soluciones a los arquitectos, constructores y promotores, que permitan alcanzar los objetivos y cumplir los compromisos exigidos a los resultados en el Ensayo Blower Door mediante productos de madera.

Para aprovechar la oportunidad que el estándar Passivhaus y la revisión del CTE supone para los productos de madera y derivados, ÉTICA ARQUITECTURA y AIDIMME colaborarán en futuras acciones conjuntas e intentarán involucrar en ellas a otras entidades del sector.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Proyecto MEND-ME

Más información: contacte con AIDIMME

 

Miguel Ángel Abián

Tecnología y Biotecnología de la Madera • Jefe Sección