AIDIMME dirige una investigación para liberar las superficies de hongos nocivos con biocidas naturales en pinturas y barnices

• En el proyecto FUNGISTOP cooperan 3 empresas como son, BARNICES Y PINTURAS ANDRÉS S.L., BARNICES Y PINTURAS VICUR S.L. y BARNICES MONTOROSANZ S.L.U. La iniciativa está cofinanciada por el Instituto Valenciano de Competitividad Empresarial (IVACE) y el Fondo Europeo para el Desarrollo Regional (FEDER) y enmarcado dentro de la línea de I+D.

Foto de portada: Cultivo de Aspergillus versicolor realizado en el Laboratorio de Microbiología de AIDIMME, y Aspergilluss spp., a 235 aumentos, en una imagen de uso libre de WikimediaImages.

El Instituto Tecnológico AIDIMME impulsa la iniciativa FUNGISTOP dentro de la Línea Estratégica de I+D “Superficies modificadas” para desarrollar un trabajo específico que potencie el conocimiento sobre la aplicación de biocidas naturales en pinturas y barnices para el entorno del hábitat humano. Esta investigación persigue preservar la salud del efecto nocivo que pueden causar la proliferación de microorganismos, sobre todo hongos, y con especial atención al control de la calidad del aire en interiores.

Formación de moho sobre pintura interior.

Y es que, tanto en pinturas plásticas, con base de poliuretano, como en pinturas acrílicas, se pueden formar biopelículas fúngicas en paredes y techos (típica mancha de humedad) que pueden albergar hongos patógenos y toxigénicos como Aspergillus flavus, así como esporas de hongos y actinomicetos no patógenos pero alergénicos.

La proliferación de estos microorganismos en ambientes interiores húmedos es la principal razón del deterioro de la calidad del aire. En el caso de los hongos, este deterioro es causado por sus desechos, esporas metabólicas y micotoxinas, que se mezclan con el aire y pueden causar serios problemas de salud por exposición de las vías respiratorias en ambientes interiores contaminados.

Los recubrimientos de pinturas y barnices son utilizados con fines protectores de superficies siendo susceptibles al crecimiento bacteriano y fúngico cuando están en estado líquido. Después de su aplicación son propensos a la colonización, especialmente por hongos, algas y cianobacterias. Las superficies pintadas pueden ser colonizadas por mohos y levaduras que crecen en áreas con excesiva humedad.

Además, la proliferación de hongos sobre y dentro del recubrimiento provoca, como es conocido, la ruptura del recubrimiento y la descomposición o corrosión del sustrato subyacente.

Detección y limpieza de superficie contaminada por hongos.

El proyecto FUNGISTOP, “Desarrollo de pinturas con propiedades antifúngicas mediante la adición de biocidas de origen natural”, se desarrollará hasta junio de 2021 con el principal objetivo de desarrollar pinturas y barnices que mantengan la calidad del ambiente de interior de nuestros edificios mediante la aplicación de biocidas naturales. Es un proyecto de máxima actualidad por el interés que suscita la salubridad en un contexto marcado por las enfermedades que provoca el COVID-19.

Actualmente, debido a un visible incremento por preservar la salud, a la concienciación medioambiental, a la toxicidad de los compuestos químicos biocidas disponibles, y a una legislación cada vez más restrictiva, FUNGISTOP va a incorporar aceites esenciales como agentes biocidas naturales en diferentes pinturas de paredes y techos.

Los aceites esenciales han sido usados de manera satisfactoria a lo largo de la historia en la medicina tradicional. Son fracciones líquidas volátiles que presentan propiedades como su capacidad antimicrobiana, insecticida o pesticida.

Así, esta iniciativa apuesta por mantener la calidad en los ambientes de interior mediante recursos naturales. El proyecto persigue obtener resultados de elevada aplicabilidad para uso privado y público como geriátricos, escuelas infantiles, hospitales, superficies comerciales, etcétera, donde unas buenas condiciones higiene son de vital importancia para evitar la transmisión de infecciones.



Para más información contacte con AIDIMME.

Visitas: 99