“Nos estamos adaptando bastante bien al nivel que exige el mercado, siempre dentro del sector del mueble”

Juan Carlos Poveda, gerente de SAMBEAT: “Nos estamos adaptando bastante bien al nivel que exige el mercado, siempre dentro del sector del mueble”.

En esta entrevista, Juan Carlos Poveda cuenta hacia dónde quieren orientar su estrategia empresarial, la situación en la que están y cómo se ven en el futuro, ya que se están adaptando muy bien a las demandas del mercado, precisa. SAMBEAT está integrado en la Agrupación Española de Empresas Exportadoras, ARVET, y es asociado y colabora estrechamente con el Instituto Tecnológico AIDIMME.

SAMBEAT es un referente nacional en la fabricación de patas y tiradores para mueble, perfilería de aluminio, accesorios para cocina, baño y terminales plásticos. Nace como empresa en 1948 siendo la matricería y el desarrollo de moldes su principal línea de negocio. En 1978 adopta la forma jurídica de cooperativa y en la década de 1980 orienta su negocio como proveedor del sector de mobiliario, especializándose en este segmento y ofreciendo una amplia gama de accesorios y complementos. En 1995 lanzó una nueva línea de fabricación basada en la extrusión, corte y mecanización de aluminio, complementando la oferta comercial y aportando una solución global a los principales fabricantes de mueble en el ámbito nacional. Actualmente son líderes en fabricación de patas y tiradores para mueble, perfilería de aluminio, accesorios para cocina, baño y terminales plásticos. La apuesta por la innovación, la experiencia y la calidad como concepto, permiten a SAMBEAT desarrollar soluciones e integrarse en los proyectos de los principales fabricantes de mobiliario. SAMBEAT cuenta con 3 plantas de producción en el Polígono de Fuente del Jarro ubicado en la localidad de Paterna, en Valencia.

A lo largo de los años la firma siempre se ha adaptado a cualquier exigencia de contexto, ¿cuál es la clave?

Humildemente considero que tenemos una ventaja, y es que somos claros en lo que hacemos y tenemos claro qué es lo que tenemos y no tenemos que hacer. Por ejemplo, nosotros no vamos a importar producto asiático, vamos a seguir fabricando y apostando por la investigación, por el desarrollo de producto y por empezar a que determinadas empresas españolas de nuestro sector, que es el mueble, apoyen el producto hecho aquí.

Nuestro deseo es continuar en la línea de desarrollo de producto, y siempre tenemos que ir unidos a empresas que realmente apuesten por ello, es decir, necesitamos un fabricante al lado, con un determinado consumo, con un determinado nivel, para que podamos comenzar a desarrollar el nuevo producto. Con cualquier nuevo sistema o herraje siempre conviene ir engranado a una empresa fabricante de mueble de alto nivel. Es el condicionante para poder empezar con garantías. Nos estamos adaptando bastante bien al nivel que exige el mercado, siempre dentro del sector del mueble.

Juan Carlos Poveda, gerente de SAMBEAT.

“El sector del mueble de baño sí que está desarrollando y haciendo crecer a empresas como la nuestra, y tienen mayor captación y proyección en Europa.

Reclamamos y también necesitamos el apoyo de las empresas del sector del mueble en general, y digo esto porque aquí se valora mucho más lo que te llega de Alemania o Italia, y si no estamos juntos, difícilmente vamos a ser capaces de abordar el mercado exterior. Es cierto que es más fácil coger lo que hay en Italia y trasladarlo, que empezar a desarrollarlo de cero aquí. Por eso el sector del mueble de baño, que sí que está desarrollando y haciendo crecer a empresas como la nuestra, lógicamente tiene mayor captación y proyección en Europa, que otros sectores como el mueble de hogar, que también lo está haciendo, pero van más acompañados de lo que hace Francia o Italia. En definitiva, nuestra estrategia es seguir junto al gran fabricante para crear cosas nuevas con él: sinergias.

¿Crees que este tipo de sinergias impulsan la innovación dentro del sector? 

Hay una necesidad cada vez mayor de crear novedades en el mercado actual. Si a un cliente francés, por ejemplo, le ofreces algo diferente porque tienes capacidad de hacerlo, percibe tu capacidad como empresa. Posiblemente sea el condicionante que hace que las fábricas de mueble de baño, en comparación con las de cocina, hogar, juvenil, tengan mayor presencia en mercados como Francia o Italia. 

Haciendo referencia a novedades e innovaciones, en su colaboración con el Instituto Tecnológico AIDIMME, en una de sus líneas de investigación, “superficies modificadas“, surgen ideas y proyectos como FUNGISTOP que pretende preservar de microorganismos nocivos las superficies en contacto con el ser humano usando biocidas de origen natural. ¿Estarían interesados en valorar estas u otras opciones para nuevas propuestas?

Sí, de hecho, el segundo día de confinamiento, estuve hablando con todos los técnicos de los distribuidores de plásticos, y tenían ya algún aditivo en el plástico suficiente como para poder realizar piezas adaptadas. Nosotros podemos decir que nos hemos apoyado en la reconversión de producto y fabricación de nuevos para estos tiempos pandémicos. El primer día de confinamiento que vimos que la actividad empresarial podía disminuir considerablemente nos preguntamos qué hacer, y empezamos a fabricar piezas adaptadas para evitar el contacto con pomos, botones de ascensor, puertas en lugares públicos, como ayuntamientos, patios de edificios… 

Referente a esto hay que destacar que muchos fabricantes han tenido que aprender conceptos nuevos para poder adaptarse a esta “nueva normalidad”. Hay demasiados cabos sueltos y, por tanto, sí, puedo decir con toda seguridad que estaría interesado en valorar esta propuesta y otras, porque se necesita investigar.


SAMBEAT se caracteriza por su capacidad de adaptación a los cambios, crecimiento fraguado a fuego lento y ser conocedores del equilibrio.


Cambiando de asunto, en cuanto a la fabricación aditiva, ¿qué expectativa le aporta a priori esta “nueva opción tecnológica”?

No todos los materiales son compatibles con la fabricación aditiva, sigue habiendo carencias y algunas pequeñas deformaciones en piezas complejas. Además, estaría bien que pudiéramos suministrar el material elegido y que AIDIMME pudiera hacerlo para poder tener todas las características que tendrá luego el material en el proceso de inyección.  Otra parte importante, sería también que, en un futuro cercano, parte de los moldes se hicieran con aportación de aditivos metálicos, sistema que facilitaría y mejoraría los circuitos de refrigeración. La fabricación aditiva siempre nos aporta el poder empezar a fabricar moldes con mucha más seguridad y tenemos la confianza de que se va a seguir investigando y por lo tanto, mejorará todavía mas.

El sector de ferretería y bricolaje en general, ha sabido adaptarse con firmeza dentro de este contexto en el que nos encontramos, ¿cuál es la visión que tiene del sector a corto y medio plazo?

Hasta ahora la gente dedicaba alrededor de 30 por ciento de su tiempo al ocio, y una vez se ha suprimido prácticamente hasta el 8 por ciento aproximadamente, la gente ha redecorado sus viviendas, y se podría decir que, en los últimos cuatro meses, se pueden haber vendido más muebles que en todo el año pasado. La gente está dentro de casa, hace mayor uso, empieza a ver defectos, mientras se permitan, las reuniones sociales se hacen en casa, invitas a otras personas y quieres que esté mucho más acondicionada. Se ha hecho una lavada de cara bastante importante y por tanto, se ha consumido mucho más. Pero todo lo que sube baja, por ejemplo, si todo el mundo cambia de coche este año, seguramente el año que viene no lo cambie nadie.

¿Qué quiere decir con esto?

Que desgraciadamente se van a unir dos factores: todos han cambiado y remodelado ahora, y además el día en el que se abra la veda de decir “puedo volver a viajar, puedo salir con normalidad e ir a restaurantes”, la gente que tenga posibilidades lo va a hacer, y la gente que quizá esté en el paro, no va a tener dinero ni para viajar, ni para acondicionar de nuevo su casa. En resumen, la lectura que hago es que, a partir más o menos, de septiembre de 2021, los efectos económicos de la pandemia, nuestro sector los va a sufrir directamente. Aún queda el primer trimestre de este año, el buen tiempo, la reforma de una segunda vivienda, pero una vez eso pase… el sector empezará a caer. Ahora es tiempo de anticiparse, de buscar otros sistemas, otros proyectos e innovar. 

Por último preguntarle por medidas medioambientales que puedan afectarles en la fabricación, ¿qué situación tienen?

Un material que usamos mucho es el aluminio, y nuestro aluminio es reciclable 100 por cien, pero tenemos un problema ahora mismo y es que hay una campaña antiplástico total, y no es una campaña contra el mal uso del plástico, lo cual debería ser así. Pero pienso que es muy fácil de solucionar: si una botella de agua costara 10 euros, y a la entrega de la misma retornaran 9,5 euros no habría ni una en el suelo. Toda la comodidad que aporta el plástico, el día que lo quiten, va a ser muy complicado. El problema no es el plástico, es el mal uso de este. Nosotros tenemos una auténtica lucha con este tema y en ese aspecto, vienen tiempos complicados.

Gracias por su atención, si desea añadir algo más.

Nada más, gracias a vosotros por la oportunidad.


Para más información contacte con AIDIMME.

Visitas: 2183