La optimización del consumo energético en la industria reduciría el coste de la factura hasta un 20 por ciento

Desde hace 22 años, el Instituto Tecnológico AIDIMME realiza diagnosis y auditoría energéticas.

Las empresas podrían ahorrarse una cantidad significativa de dinero en la factura energética, entre un 5 y un 20 por ciento, mediante una optimización del consumo, tanto de producción eléctrica como de gas, según han asegurado desde el departamento de Tecnología y Procesos de AIDIMME.

El Instituto Tecnológico AIDIMME realiza diagnosis energética para evaluar el consumo de energía y la intervención que convendría acometer en función de las necesidades de cada empresa.

De este modo, la diagnosis atiende fundamentalmente al análisis de la factura eléctrica, a la potencia contratada, a los consumos de los equipos, y al consumo en  iluminación de interior y exterior.

La diagnosis energética se realiza con la información disponible, es decir, sin mediciones, facilitando orientaciones para incorporar ciertos recursos que reduzcan el consumo sin grandes inversiones, aunque con menor eficiencia que si se tratase de una intervención global como la que proporcionaría una auditoría energética.

El diagnóstico aporta, entre otras informaciones, una gráfica del consumo eléctrico por secciones en base a la ficha técnica de cada equipo o elemento consumidor con relación al uso, proporcionando una idea de la distribución del consumo para abordar las prioridades de actuación.

Se trata de habilitar técnicas de ahorro que permitan optimizar el consumo en los sistemas de aire comprimido, motores, bombas, alumbrado, tecnologías de combustión, y aislamiento, entre otras opciones.

Auditoría energética

El Instituto Tecnológico AIDIMME apuesta por una planificación para la progresiva adaptación o reconversión del equipamiento en función de mediciones precisas.

El sistema de auditoría elabora un estudio pormenorizado sobre una visión global que atiende a la eficiencia sobre múltiples variables, desde alternativas técnicas y de nuevas tecnologías incluidas las renovables, hasta la reorganización de espacios para alcanzar el equilibrio luminoso entre luz natural y artificial.

La auditoría establece un procedimiento que posibilita la intervención en el corto plazo y la planificación en el medio y largo plazo en base a capturas de información por medio de diferentes clases de sensores avanzados que proporcionan datos en tiempo real durante periodos de tiempo significativos.

La auditoría permite conocer la distribución de consumo real y averiguar si existen consumos anómalos. Proporciona, entre otras informaciones, una curva de carga en periodos semanales mediante un analizador de redes colocado en las distintas secciones.

El volumen de datos se procesa con algoritmos específicos para cada situación, y a partir de los resultados se elabora un informe con las recomendaciones de mejora debidamente valoradas, cuantificando ahorros y periodos de retorno de la inversión.

De algoritmos y subvenciones

AIDIMME tiene una experiencia de 22 años en diagnosis y auditorías energéticas que le han permitido ajustar los algoritmos de cálculo y ser cada vez más exactos en el análisis de eficiencia energética.

Al mismo tiempo, AIDIMME proporciona el servicio de asistencia para la presentación de la documentación necesaria de solicitud a los distintos programas de subvenciones que las distintas administraciones públicas convocan anualmente en materia de eficiencia energética.



Para más información contacte con AIDIMME.

Visitas: 234

Redacción

AIDIMME