Las tendencias del hábitat apuntan hacia la sostenibilidad, la salud y la digitalización, según el documento del OTH

  • El Conseller de Economía Sostenible, Sectores Productivos, Comercio y Trabajo, Rafael Climent, ha presentado el “Cuaderno de Tendencias del Hábitat 22/23” elaborado por el Observatorio de Tendencias del Hábitat que integran AIDIMME, AITEX e ITC-AICE, gracias al respaldo del Instituto Valenciano de Competitividad Empresarial (IVACE) a través de la Línea Nominativa de Apoyo a Centros Tecnológicos.
  • El documento refleja los cambios en las tendencias que marcan compromisos con la salud y la sostenibilidad, la búsqueda de soluciones digitales, la importancia de la multicanalidad y renovación de los espacios domésticos y públicos.

El Cuaderno de Tendencias del Hábitat 22/23 se presentó ayer 27 de junio en el Instituto de Tecnología Cerámica (ITC-AICE) en el campus universitario castellonense por parte del Conseller de Economía Sostenible, Sectores Productivos, Comercio y Trabajo, Rafael Climent, en presencia de la Directora General del Instituto Valenciano de Competitividad Empresarial (IVACE), Júlia Company. Precisamente el IVACE ha sido la entidad que ha respaldado esta nueva edición del Cuaderno, a través de la Línea Nominativa de Apoyo a Centros Tecnológicos.

Al acto asistieron Vicente Sales, subdirector del Instituto Tecnológico Metalmecánico, Mueble, Madera, Embalaje y Afines (AIDIMME), Vicente Cambra, Subdirector de I+D del Instituto Tecnológico Textil (AITEX) y José Gustavo Mallol, del Instituto de Tecnología Cerámica (ITC-AICE), además del personal técnico de estos tres institutos tecnológicos que conforman el Observatorio de Tendencias del Hábitat, encargados de elaborar este documento que resulta de gran importancia para más de 21.000 empresas y profesionales del macrosector del hábitat, no solo de la Comunidad Valenciana, ya que esta iniciativa ha trascendido a escala nacional e internacional, según revelan los informes analíticos llevados a cabo por miembros del equipo de investigación.

El conseller Rafael Climent con el Cuaderno, acompañado de la directora general del IVACE, Júlia Climent (segunda por la decha.), José Gustavo Mallol, del Instituto de Tecnología Cerámica, ITC-AICE (tercero por la decha.) y Vicente Sales, subdirector del Instituto Tecnológico Metalmecánico, Mueble, Madera, Embalaje y Afines, AIDIMME (primero de la decha.) junto al personal técnico del Observatorio de Tendencias del Hábitat.

Las claves que ofrece el Cuaderno son muy relevantes para el empresariado ya que apuntan hacia diversos focos estratégicos que les permitirán situarse en un plano de conocimiento desde el que tomar decisiones que aumenten su competitividad.

Este Cuaderno de Tendencias del Hábitat 22/23 viene marcado sin duda por ser el primero que se publica tras un escenario global dominado por la irrupción de la pandemia debida al COVID-19.

El hogar, el centro

Como se manifiesta en el Cuaderno, a pesar del dolor y la tragedia causado por el coronavirus, los confinamientos y restricciones provocaron la renovación de los espacios públicos y de las viviendas, lo que, a medio plazo, provocó una situación inédita de sobredemanda mundial de productos y servicios para el hábitat. Esto repercutió en tensiones en los precios y en el abastecimiento en la cadena de suministro de la industria, si bien, en líneas generales, la respuesta de los sectores del hábitat ha sido ágil y sólida, con el refuerzo del comercio electrónico como canal de venta de equipamiento para el hogar y la continuidad de los pedidos y los proyectos iniciados antes de la pandemia. El hogar se convierte en el centro vital y en el refugio multiactividad.

Estilos de vida

En cuanto a los estilos de vida, se ha podido constatar que la pandemia también aceleró la adopción de un estilo de vida digital que pasa, en numerosos casos, por adoptar nuevos usos del televisor conectado a Internet, la prescripción en las redes sociales, la creación de vídeos con contenido propio como formato preferido, las comunidades de gamers o jugadores de videojuegos, etc. El sector de la entrega a domicilio o delivery, por su parte, ha visto incrementar enormemente su crecimiento durante la pandemia. También cabe destacar la transformación iniciada en el sector de la movilidad y el transporte y los nuevos hábitos de movilidad urbana, mediante el desarrollo de vehículos autónomos, por ejemplo.

Y por descontado, no hay que olvidar el cambio del paradigma energético hacia la descarbonización de la economía, que demanda tanto la ciudadanía como las propias administraciones públicas conscientes de la necesidad de llevar a cabo acciones inmediatas para la protección del Medio Ambiente y la salud.

Innovación en mercado y producto

Por otra parte, los ejes de la innovación en mercado y en diseño y desarrollo de producto se centran en la salud y la sostenibilidad, buscando la conexión con la naturaleza y la calidad del aire, por tanto, se buscan sistemas de consumo cero, desarrollo de superficies antibacterianas y viricidas, acciones de I+D en biomateriales y la adopción del modelo de economía circular, que avanza imparablemente también en el sector del hábitat, en donde se prevén innovaciones relevantes en este ámbito.

Disrupción en los mercados

El Cuaderno de Tendencias del Hábitat 22/23 también refleja la democratización del comercio electrónico en todos los segmentos de mercado. La compra se realiza frente a una pantalla y se basa en el algoritmo y la disponibilidad prácticamente inmediata del producto con la entrega a domicilio. Más allá de este hecho, como se afirma en el Cuaderno: “La revolución alcanza a todos los sectores y las cuestiones logísticas cobran fuerza (almacenamiento, stocks, entrega exprés, etc.). Yendo más allá, un nuevo orden se deja entrever cuando oímos hablar del metaverso, apoyado en tecnologías disruptivas como Blockchain y negocios basados en la virtualización de activos o tokenización”. El contrapunto se sitúa en la valoración de lo local, la confianza de la cercanía, la necesidad de transparencia y el crecimiento de demanda de productos de proximidad y km.0 más respetuosos con la economía y el medio ambiente.

En suma, este Cuaderno de Tendencias del Hábitat 22/23 nace en un momento histórico provocado por la pandemia de COVID-19 y sus consecuencias económicas y sociales, y crece en un entorno de gran volatilidad que no permite distraer la atención. Aún con la carga de la enfermedad y pérdida de tantas personas, el escenario empresarial y social sigue siendo innovador debido al cambio tecnológico y a la necesidad de desarrollar productos sostenibles que contribuyan al bienestar y protección de la salud de las personas. 


Las Tendencias del Hábitat 2022-2023

Emotional Luxury

El sector del lujo se presenta ante un público renovado con un nuevo concepto más cercano a los valores de sostenibilidad y eficiencia, aunque sin dejar de lado su importante carga estética vinculada al arte y a los materiales lujosos. Con esta tendencia se decoran interiores llenos de personalidad gracias a productos cotidianos que incorporan detalles premium. Un estilo de vida que está siendo adoptado por un público joven que aprecia el placer de estar en casa y conectarse al mundo a través de la red, interesado en la estética y el arte y atraído por poseer productos virtuales únicos que le hacen experimentar emociones diferentes, la sensación de poseer algo totalmente “suyo”.

Nostalgia

Esta tendencia se basa en el recuerdo de tiempos pasados en medio de la convulsión actual, sensación de nostalgia hacia momentos felices que aportan sensaciones de bienestar y seguridad. Se manifiesta a través de objetos de estilo retro y piezas reeditadas de clásicos del diseño. Asistimos a un resurgimiento de un estilo más vintage dentro del hábitat. Además, la fusión de estilos y épocas en la arquitectura y diseño será clave para la recuperación de la herencia cultural de las ciudades. Encontramos un aumento del interés por la artesanía y su puesta en valor, mientras que asistimos al surgimiento de diversas colaboraciones entre profesionales del diseño, artistas y empresas artesanas que se implican en causas sociales. Debido a la preocupación por los hábitos de consumo sostenible en favor del planeta, crece la demanda de productos más auténticos y con un componente ético, exigiendo una trazabilidad y transparencia en sus procesos de producción. Además, el mercado pide que los productos “cuenten” algo de su historia, para valorar así el legado cultural, apoyar las tradiciones artesanales y favorecer el comercio local.

Un momento de la presentación del Cuaderno de Tendencias 22/23.

All Comfort

En All Comfort se reevalúa el enfoque holístico y reparador de la salud, la relación entre bienestar y medio ambiente gana fuerza y se potencia el hábitat saludable. El hogar se convierte en un centro de bienestar personal y podemos ver superficies que se redondean, ofreciendo una sensación de suavidad que facilita la relajación física y mental. El diseño de líneas silenciosas se sirve de superficies cálidas y táctiles en combinación con elementos minimalistas y poco ornamento. La demanda de la sociedad se inclina por una oferta y un ecosistema que aporten serenidad, para ayudar a las personas a desarrollar su vida de un modo mejor y más equilibrado. Los patrones de vida han cambiado y las personas usan más herramientas digitales de control de actividad, por lo que demandan un diseño enfocado en el bienestar tanto en el hogar como en el trabajo o incluso al aire libre.

Nature Boost

En la tendencia Nature Boost encontramos a personas que intentan emular los espacios del jardín en sus espacios de interior y para ello eligen plantas, determinado tipo de muebles, objetos y productos. Esta tendencia cuenta ya con cierto recorrido, pero el tiempo de reflexión impuesto por la pandemia ha resaltado los beneficios de un hogar en donde son protagonistas los productos naturales, que posean propiedades de purificación del aire y también mejorar el estado de ánimo.

Se adoptan soluciones como el diseño biofílico para así conectar nuestro hábitat con la naturaleza, utilizando elementos naturales tanto en espacios urbanos, como arquitectónicos o interiores. Existe un abrumador auge en la búsqueda de zonas urbanas que nos recuerden a las rurales con el objetivo de encontrar bienestar físico y mental. Se ha detectado que las personas se sienten emocionalmente satisfechas cuando están rodeadas de naturaleza donde poder desconectar, socializar o contactar con vecindad y familiares.

Living Spaces

Después del confinamiento se ha empezado a valorar más la vida en el exterior y el contacto social. Los espacios exteriores se han convertido en lugares prioritarios y seguros donde compartir y relacionarse con el resto de las personas. Tanto espacios interiores como exteriores sufren cambios continuos según las circunstancias del momento; ello da lugar a que aparezcan soluciones más flexibles que se adaptan a cualquier necesidad.

Los proyectos en favor de la comunidad se reflejan en el diseño de las ciudades. Al pasar más tiempo y vivir mucho más dentro de los hogares, surge la necesidad de adaptarlos al trabajo y a la familia. Así, se opta por soluciones más flexibles y modulares que transformen rápidamente los espacios y nos aporten sensación de protección y confort. Se aprovecha más el tiempo y aumenta la necesidad de estar en contacto con la sociedad.

Optimistic Expression

Esta es una tendencia vinculada al placer de sentirse bien y disfrutar del tiempo para el ocio. Se proponen productos llamativos, cargados de personalidad donde el color es una herramienta clave para conseguirlo. Se utilizan técnicas que logran despertar las emociones en las personas usuarias, y en muchos casos rozan el límite entre lo imaginario y lo real. Por un lado, a la preocupación por el bienestar físico y mental también se ha sumado la necesidad de sentirse bien emocionalmente y esta tendencia puede ser clave para conseguirlo. Por otro lado, el incremento del entretenimiento digital está modificando la percepción de la imagen real o digital, eliminando cánones convencionales y facilitando nuevas posibilidades creativas.

Experimental

La tendencia Experimental mantiene la evidencia del espíritu creativo con la tecnología como canal aliado para la experimentación. El colectivo de profesionales creativos, del diseño y de las industrias se sirven de una ola de compuestos orgánicos, sintetizados y biomateriales que llevan a la sostenibilidad a un nivel estéticamente refinado y sofisticado. Proponen gamas de producto que avanzan hacia una estética más alegre con elementos reutilizados a través del color y la textura. El interiorismo explora un estado más salvaje y primitivo, y se acerca a la naturaleza con diseños tallados en piedras, rocas, metales y cerámica que se dejan crudos y expuestos, potenciando su belleza natural. Los estilos de vida de los consumidores están cobrando impulso en la actualidad hacia viviendas de bajo impacto, con aceptación masiva de materiales reciclados y reutilizados. El hogar se convierte en un lugar para crecer, cultivar y utilizar los recursos en un circuito cerrado, como respuesta a la continua demanda de productos que respeten los criterios de la economía circular.


El documento se puede descargar gratuitamente en: www.tendenciashabitat.es



Visitas 134


Redacción

AIDIMME