La mitad de las empresas de la Comunitat innova, según el II informe de Percepción Social de la Innovación de REDIT

El 50,2% de las empresas de la Comunidad Valenciana afirma realizar alguna actividad de innovación, y en el caso de las empresas industriales esta cifra alcanza al 69,6%, según revela el II informe de Percepción Social de la Innovación de la Red de Institutos Tecnológicos de la Comunidad Valenciana, REDIT.

Esta es una de las principales conclusiones que se desprenden de este estudio que se ha presentado este martes 22 de noviembre en la Cámara de Comercio de Valencia y que ha contado con el apoyo de la Conselleria de Innovación, Universidades, Ciencia y Sociedad Digital, a través de la Dirección General de Innovación. 

Se trata de un buen dato, ya que la última vez que se presentó el estudio, en 2019, solamente un 36,1% de las empresas declararon innovar, por lo que se ha producido un incremento de un 14,1% en los últimos cinco años. El elevado coste, la excesiva burocracia y la falta de ayudas públicas son las principales dificultades a las que aluden las empresas a la hora de innovar.

Las principales conclusiones las ha dado a conocer Adolfo López, director técnico de Invest Group, empresa de estudios de mercado que ha llevado a cabo el análisis. Además de las entrevistas a ciudadanos y a empresas, el informe ha contado con la participación de diferentes expertos de instituciones públicas, centros de investigación, centros de investigación científica, centros tecnológicos, asociaciones empresariales y empresas.

El director técnico de Invest Group, Adolfo López, durante su intervención.

El estudio apunta también que la mayoría de las empresas no dispone de personal exclusivo o departamento dedicado a la innovación. Lo habitual es que los empleados realicen estas tareas a tiempo parcial. Por otra parte, el 70,1% de las empresas entrevistadas que dicen innovar han declarado conocer a los Institutos Tecnológicos de REDIT y el 32,7% afirma haber colaborado con ellos.

La ciudadanía y las empresas identifican la innovación con el cambio, la renovación y la creatividad. La principal diferencia entre los dos colectivos radica en su valor: los ciudadanos valoran más las mejoras sociales, y las empresas la optimización de procesos y la cuenta de resultados.

Como ya ocurría en el estudio presentado en 2019, se detecta que el nivel de cultura de la innovación entre el conjunto de colectivos encuestados es insuficiente. La innovación no forma parte de las preocupaciones de la sociedad, aunque la percepción de la ciudadanía y de las empresas sobre dónde se sitúa la Comunidad Valenciana en España en innovación ha mejorado, al escalar una posición en este ranking.

La directora general de Innovación, Sonia Tirado, ha comentado que “estos buenos resultados en nuestra región no son casualidad. Hay un impulso decidido, con una inversión histórica en innovación, con unos agentes que están trabajando a pleno rendimiento”. Tirado ha añadido que “todo esto no tendría sentido si no lo hacemos llegar a la ciudadanía. Conocer lo que está pasando hace que la ciudadanía se sienta más cerca de las entidades e instituciones, de lo que está pasando, y que los agentes y las administraciones podamos estar más cerca de dar las soluciones que necesitan”.

Por su parte, el presidente de REDIT, Fernando Saludes, ha explicado algunas de las estrategias en las que está trabajando la red, dirigidas a las empresas y a la ciudadanía. Una de ellas es el impulso a la formación, con el objetivo de fomentar la actitud innovadora en la sociedad. En este sentido, “estamos trabajando con la DG de Formación Profesional en esta línea para visibilizar las mejoras sociales que son consecuencia de la innovación y la tecnología y poniendo el foco en las empresas para que vean que esta apuesta optimiza procesos y mejora la cuenta de resultados y el empleo”.

Otro punto importante es difundir las buenas prácticas de pymes de la Comunitat Valenciana en innovación, principalmente en productos y procesos visibles en los mercados, “con información de los indicadores que demuestran el éxito de estas actuaciones y dando a conocer a los agentes del ecosistema innovador herramientas y agentes que les pueden ayudar a acometer estos procesos”.

Asimismo, el presidente de REDIT ha incidido en la importancia de la acción de las administraciones públicas, “en lo que tiene que ver con el incremento de la inversión y en ayudas para el desarrollo de proyectos de innovación en las empresas; establecer herramientas que agilicen y simplifiquen la obtención de financiación, tanto pública como privada, para realizar estas actividades”.

El fomento de la colaboración de los agentes de innovación es también clave. “Es muy importante -ha comentado- que trabajemos unidos para resolver los principales problemas que afectan al conjunto de la sociedad, de forma más eficiente y que promovamos el acercamiento de los agentes innovadores a las empresas”.


Para más información contacte con AIDIMME.

Visitas 36

Redacción

AIDIMME