AIDIMME impulsa 15 iniciativas apoyadas por IVACE-FEDER en 2023 para aportar soluciones en energía, construcción, movilidad, biomateriales, robótica, o economía circular

• El Instituto Tecnológico AIDIMME da cobertura en investigación, desarrollo y servicios a sus sectores y subsectores de referencia en el ámbito metalmecánico, madera, mueble, embalaje, e industrias afines para promover la innovación y potenciar la competitividad de las empresas y del tejido productivo.

• AIDIMME impulsa 9 líneas de I+D, como son la industria 4.0, la fabricación aditiva, el desarrollo y optimización de producto, la toxicidad de los materiales, sus aplicaciones avanzadas y los biomateriales, los sistemas de embalaje, las superficies modificadas y la economía circular.

Estas 9 líneas estratégicas dan cobertura a la industria en todos los ámbitos de la cadena productiva, desde la materia prima, el diseño de producto, y los procesos de fabricación inteligente, hasta los sistemas de embalaje y su transporte internacional, en consonancia con los principios ODS y la economía circular.

En este sentido, el Instituto Valenciano de Competitividad Empresarial, IVACE, apoya este trabajo con la concesión de proyectos de investigación y desarrollo, respaldados por el Fondo FEDER de la Unión Europea, en el caso de las iniciativas relatadas en esta información correspondientes a este programa del ejercicio 2022-2023.

I+D, soluciones para la sociedad

De este modo, AIDIMME ha puesto en marcha la iniciativa H2GREEN para lograr producir hidrógeno verde a partir de las aguas residuales industriales con compuestos orgánicos mediante fotoelectrocatálisis solar, afrontando dos retos clave como son la descontaminación y la producción de energías sostenibles.

Estos evidentes beneficios sociales se ven reflejados en la práctica totalidad de los proyectos, como FORESPINT, que está obteniendo biocidas naturales a partir de restos agroforestales para higienizar las superficies, o IDIATSE, que proyecta un sistema de aislamiento térmico para edificación basado en madera, al igual que MODECEL, que desarrolla modelos digitales energéticos de edificios para optimizar el consumo.

Líneas de trabajo orientadas a resolver entornos complejos de evolución industrial y de consumo como son la recuperación y reutilización de materiales, como la iniciativa LIXMIX que investiga un sistema optimizado de recuperación de metales pesados y preciosos de las placas electrónicas y de los recubrimientos, o PASSOS que concretará una metodología de trazabilidad ambiental para el pasaporte de productos eléctricos y electrónicos que permita recuperar y reutilizar materias primas críticas.

En el ámbito de los materiales, la tecnología permite variaciones e innovaciones que posibilitan ajustarse a las actuales necesidades sociales y medioambientales, como el proyecto PREFIRETOOL que aportará los valiosos conocimientos acumulados por el Instituto en reacción al fuego de los materiales para crear una herramienta predictiva y, por tanto, preventiva de la toxicidad en caso de incendio, o PROTECTOR, para definir la mejora productiva en procesos críticos de oxidación mediante tecnología híbrida de control numérico y fabricación aditiva.

Satélites, robots, aleaciones de alta entropía…

Si los nuevos materiales son fundamentales, su origen sostenible es determinante, como el impulso del conocimiento mediante satélite de las masas forestales de la Comunidad Valenciana para uso maderero mediante el proyecto WOODFOREST SATELLITE, o la optimización de la amortiguación de los materiales en los sistemas de embalaje con INPROTEM, o la recuperación eficiente de residuos y virutas de acero para hormigones reforzados de alta resistencia mediante la iniciativa FERRINCH.

En este sentido, el proyecto FACONS está desarrollando un brazo robótico para automatizar procesos durante la construcción y generar un entorno de trabajo (layout) interactivo hombre-máquina, y en esta línea, ROBOTRACK, permitirá a los robots aprender, mediante demostración, las tareas a realizar empleando algoritmos de inteligencia artificial.

Completan el recorrido de las investigaciones de esta anualidad IVACE-FEDER dos de las consideradas revoluciones para la sociedad. En primer lugar el reto de la movilidad y su implicación mediomabiental, donde la iniciativa iMoLAB, un proyecto impulsado por primera vez por 6 institutos tecnológicos (AIDIMME, AIMPLAS, ITI, ITE, ITENE, e IBV) plantean un laboratorio distribuido, inteligente y sostenible para dar respuesta a numerosas incógnitas.

Y en segundo lugar, la alta entropía, considerada desde su constatación científica en 2004 como una revolución comparable al descubrimiento del bronce o el acero, pero en este caso con infinitas posibilidades como promueve la iniciativa HEA-CLADDING para obtener aleaciones de alta entropía para recubrimientos con usos médicos y energéticos mediante la técnica del láser cladding.



Visitas 142

Para más información contacte con AIDIMME.