Estados Unidos restringe la entrada de mobiliario contenedor de ropa para atajar las muertes de menores por traumatismos

• El país norteamericano exigirá la normativa revisada ASMT F2057-23 que disminuye el riesgo de vuelco del mobiliario y mejora la seguridad de los menores ante este tipo de accidentes causados por el mobiliario que denomina “unidades de almacenamiento de ropa”, y que ha provocado una media de 9 fallecimientos anuales, la mayoría menores de 6 años.

• El Instituto Tecnológico AIDIMME dispone de un Laboratorio del Mueble y Productos Acabados que proporciona todos los recursos para garantizar el cumplimiento de la normativa internacional, y facilita y asesora en el desarrollo de producto desde la fase de concepción y diseño.

Todos los fabricantes de mobiliario del tipo contenedor de ropa y enseres destinados a la ordenación susceptibles de contener objetos y prendas al alcance de los niños, deben someterse a nuevos criterios estructurales que garanticen la estabilidad del elemento producido conforme a la norma ASTM F2057-23 para ser distribuido en los Estados Unidos.

Entrada inminente en vigor

La norma entrará en vigor tras los 120 días posteriores al Registro Federal, según indicó el presidente de la Comisión de Seguridad de Productos del Consumidor (CPSC) de los Estados Unidos, Alex Hoehn-Saric.

Hoehn-Saric aseguró el pasado 19 de abril que “como indicó el Congreso, actuamos rápidamente para analizar el estándar de ASTM, tomar una determinación, y emitir una regla final que requerirá que los fabricantes fabriquen unidades de almacenamiento de ropa más seguras a partir de los 120 días posteriores a la publicación en el Registro Federal”.

Con la implementación de la nueva norma obligatoria -continuó el alto responsable-, “espero que la industria cambie sus esfuerzos para cumplir rápidamente con estos nuevos requisitos de seguridad. La CPSC estará monitoreando activamente el mercado y haciendo cumplir este importante estándar de seguridad.

“La nueva regla de la CPSC respaldada por STURDY reducirá significativamente las muertes y lesiones relacionadas con vuelcos y brindará tranquilidad a las familias de todo el país”, precisó el presidente de la CPSC.

La CPSC había aprobado previamente una norma de seguridad obligatoria, la 16 CFR 1261, para abordar el riesgo de vuelcos de unidades de almacenamiento de ropa, y que entraría en vigor el próximo 24 de mayo, pero ahora ha sido reemplazada por la nueva norma obligatoria ASTM F2057-23.

El país norteamericano quiere atajar lo antes posible el sorprendente volumen de muertes traumáticas de menores -199 fallecimientos desde el 2000 hasta abril de 2022, último de referencia-, y las más de 5.000 lesiones anuales de media provocadas por el vuelco y caída de estos elementos, balance al que se suman 35 muertes de adultos en el periodo indicado, según informa la Comisión de Seguridad de Productos del Consumidor, CPSC, de los Estados Unidos.

Ante la complejidad del tránsito normativo y las dudas que genera, se aconseja consultar antes de fabricar y exportar cualquier tipo de mobiliario que pudiese abarcar la nueva reglamentación.

La ley Sturdy, la CPSC, y las discrepancias con ASTM

En diciembre pasado, el presidente Biden firmó la “Consolidated Appropriations Act, 2023′ que incluía el texto de la ley Sturdy Act (Stop Tip-overs of Unstable, Risky Dressers on Youth), una legislación tendente a evitar accidentes mediante estándares en el mobiliario, y productos y elementos similares. Esta ley ordenaba explícitamente a la CPSC que llevase a cabo otra reglamentación sobre los vuelcos de CSU con el requisito de adoptar la norma ASTM 2057 revisada.

La CPSC discrepaba sobre el acuerdo alcanzado por la industria, los padres y los grupos de consumidores con la revisión de la citada norma americana ASTM, y que ahora integra las demandas de la CPSC y ajustadas a la propia ley Sturdy.

Los requisitos de la ASTM F2057, ahora sí, ya obligatoria, contempla la exigencia legal e incrementa la severidad de los test en las pruebas de estabilidad, y el marcaje para etiquetas que contengan información de identificación y seguridad, y añade una etiqueta colgante que proporcione datos técnicos y de rendimiento sobre la estabilidad de las unidades de almacenamiento de ropa (CSU).

Con anterioridad, la norma de seguridad de la CPSC, la 16 CFR 1261, elaborada por exigencia de Sturdy, enumeraba a los baúles y arcones, cofres, escritorios, cómodas, armarios, roperos, o cajoneras, entre otros, de los que no excluía explícitamente a las mesitas de noche, y por tanto las contemplaba por definición.

En general, como indicación, la normativa abarcaba:

  • Unidades de almacenamiento de las que se pueda esperar razonablemente que se utilicen como unidad de almacenamiento de ropa.
  • Unidad de almacenamiento > 27 pulgadas (686 mm) de altura.  – Unidad de almacenamiento con cajones o puertas, o ambos.
  • Unidad de almacenamiento con un volumen cerrado > 49% de la capacidad total de almacenamiento. 

Además, aunque no cumpla los criterios de definición, la reglamentación, con los genéricos indicados anteriormente, citaba a las estanterías, muebles de oficina, muebles de comedor, cestos para la ropa, armarios empotrados y arcones de un solo compartimento, entre otros.

A pesar de esta relación, se aconseja consultar a los especialistas de AIDIMME antes de fabricar y exportar cualquier tipo de mobiliario que pudiese abarcar la nueva reglamentación.

Garantía de seguridad y calidad

Complejidades y ambigüedades sobre las que los especialistas de AIDIMME pueden contribuir a su solución, como pueden observar en el vídeo que relata el trabajo del Laboratorio del Mueble y Productos Acabados.

I+D al servicio de la seguridad

El Instituto Tecnológico AIDIMME impulsa aproximadamente medio centenar de iniciativas de I+D anuales para aportar soluciones que mejoren los actuales procesos y productos en beneficio social y empresarial.

Una de estas iniciativas, “Gyroscope”, utiliza principios giroscópicos para evitar vuelcos, y “Sensoestant”, permite alertar de las situaciones de riesgo por vuelco con sensores desarrollados por AIDIMME y que se pueden incorporar al mobiliario y advertir al instalador y usuario de los límites y medidas a adoptar para evitar accidentes, como se aprecia en este vídeo.


Elaborado en colaboración por Ricardo Saiz y José Emilio Nuévalos, responsable del Laboratorio del Mueble y Productos Acabados.


Del Laboratorio del Mueble y Productos Acabados

De la CPSC

El Laboratorio del Mueble y Productos Acabados de AIDIMME es un espacio técnico y de control dotado con equipamiento automatizado que resuelve las infinitas posibilidades que el diseño de los productos ofrece al mercado, circunstancia difícil de alcanzar por sistemas totalmente robotizados. Dispone de sistemas de medición y evaluación fabricados a medida adaptados para realizar los distintos ensayos que permitan certificar el producto como seguro, de calidad, y adecuado para su uso a lo largo de su ciclo de vida. Por tanto, este Laboratorio tiene como función principal validar la seguridad del mobiliario y los productos del hábitat mediante ensayos que verifiquen su comportamiento en seguridad constructiva, estabilidad, resistencia estática, durabilidad, e impactos y caídas.

La Comisión de Seguridad de Productos de Consumo de EE. UU. (CPSC) se encarga de proteger al público del riesgo irrazonable de lesiones o muerte asociado con el uso de miles de clases de productos de consumo. Las muertes, lesiones y daños a la propiedad por incidentes relacionados con productos de consumo le cuestan a la nación americana más de 1 billón de dólares al año. El trabajo de la CPSC para garantizar la seguridad de los productos de consumo ha contribuido a una disminución en la tasa de lesiones asociadas con los productos de consumo durante los últimos 50 años. 


Consulte, sugiera, y proponga sus ideas y proyectos ENLACE

Visitas 404

Redacción

AIDIMME